Capturan a un narco nicaragüense entre migrantes cubanos

En medio de un grupo de migrantes cubanos que pretendían entrar al país por puntos no autorizados, fue capturado Gerardo Sánchez Montalbán, este sábado 12 de diciembre, cuando trataba de introducir al país dos paquetes de cocaína en una mochila color negra que cargaba en sus hombros. Según la acusación del Ministerio Público, la Policía […]

La audiencia inicial para Gerardo Sánchez Montalbán será el 21 de enero a las 8:30 a.m., en el Juzgado Décimo Distrito Penal de Audiencia de Managua. LA PRENSA / A. FLORES

En medio de un grupo de migrantes cubanos que pretendían entrar al país por puntos no autorizados, fue capturado Gerardo Sánchez Montalbán, este sábado 12 de diciembre, cuando trataba de introducir al país dos paquetes de cocaína en una mochila color negra que cargaba en sus hombros.

Según la acusación del Ministerio Público, la Policía antinarcóticos ya le venía dando seguimiento a Sánchez, desde octubre de 2015, porque supuestamente era miembro de una organización narco, liderada por Henry Francisco Murillo Áreas, alias “Canandinga”, quien está prófugo.

Según el fiscal Jorge Rubí, quien acusó ayer a Sánchez y a Murillo por tráfico internacional de droga y crimen organizado, la estructura se dedicaba a internar droga desde Costa Rica a Nicaragua, para abastecer diferentes expendios en Managua.

COMPRA Y TRASLADO

Las funciones estaban distribuidas, Gerardo Sánchez se dedicaba a comprar la droga en La Cruz de Guanacaste en Costa Rica, con el dinero que Murillo le daba, y luego la trasladaba hacia Managua en transporte colectivo o en vehículos rentados.

Una vez en Managua, Gerardo entregaba la droga a Murillo y este la embuzonaba en la casa de su mamá. El acusado Gerardo Sánchez recibía dos mil dólares en pago por el traslado, según la Fiscalía.

La última reunión entre ambos acusados fue en noviembre pasado, sin especificar día, donde acordaron hacer la última compra del año, el 12 de diciembre, por un valor de 9,500 dólares.

Al conocer la información, la Policía conformó un equipo que le dio seguimiento al acusado Gerardo Sánchez y lo detuvo este sábado 12 de diciembre a eso de las 4:00 p.m en el kilómetro 145 de la Carretera a Cárdenas-Rivas, en medio de un grupo de migrantes cubanos.

En la mochila negra que cargaba estaban dos paquetes rectangulares que dio positivo a cocaína. El juez Carlos Solís, después de admitir la acusación, ordenó prisión preventiva para Gerardo Sánchez y giró orden de captura para Henry Murillo.