Nicaragua “reconoce y acata” decisión de la CIJ

El Gobierno de Nicaragua “reconoce y acata” la decisión de la Corte Internacional de Justicia (CIJ), con sede en La Haya, que le cedió poco más de 2.5 kilómetros de humedales a Costa Rica, al margen de Harbour Head.

El francés Ronny Abraham, presidente de la Corte Internacional de Justicia, durante el fallo sobre la disputa fronteriza entre Nicaragua y Costa Rica. LA PRENSA/AP

El Gobierno de Nicaragua “reconoce y acata” la decisión de la Corte Internacional de Justicia (CIJ), con sede en La Haya, que le cedió poco más de 2.5 kilómetros de humedales a Costa Rica, al margen de Harbour Head o Isla Calero, según anunció la vocera del Gobierno, Rosario Murillo.

Murillo resaltó algunos puntos de la sentencia de la Corte, como las labores de dragado en el río San Juan, además de que la trocha tica violó las leyes al no presentar los estudios ambientales previo a la construcción.

“Para Nicaragua, para el pueblo nicaragüenses, es de suma importancia que la Corte Internacional de Justicia ha reconocido el derecho pleno de nuestro país para realizar laborales de dragado en nuestro río San Juan”, dijo la vocera gubernamental.

“COSTA RICA NO LOGRÓ PRETENSIÓN DE SALIDA AL MAR CARIBE”

El especialista en derecho internacional Mauricio Herdocia minimizó la declaración de soberanía de Costa Rica sobre los humedales en Harbour Head, como lo estableció este 16 de diciembre la CIJ con sede en La Haya (Holanda).

Más bien Herdocia celebró que no se haya movido la línea de proyección al Mar Caribe de Nicaragua en Punta de Castilla, que según él, esa era la pretención de Costa Rica para conseguir más territorio en la plataforma continental en detrimento de Nicaragua.

«Aquí lo principal es el hecho de que esta sentencia no mueve un ápice la línea de proyección hacia el mar, que queda como siempre establecida en la extremidad de Punta de Castilla», expresó Herdocia en conferencia de prensa ofrecida después de conocerse la sentencia.

Lea: Nicaragua y Costa Rica: cronología de una lejana crisis diplomática

El especialista recordó que en las últimas audiencias orales Costa Rica evidenció que su intención era mover la línea de delimitación de manera que favoreciera sus intereses en el Mar Caribe.

«Aquí ha quedado claro que lo que pertenece a Costa Rica es esa extensión de tierra de 2.5 kilómetros cuadrados», dijo Herdocia.

ASPECTOS POSITIVOS

Mauricio Herdocia destacó los aspectos más positivos como el reconocimiento de la CIJ de que el dragado es una acción soberana de Nicaragua y lo puede seguir haciendo.

También destacó como positivo que La Haya reconociera «las fallas que hay alrededor de la construcción de una carretera de parte de Costa Rica» y el deber que tiene este país de enmendar esa situación y de presentarle a Nicaragua un estudio de impacto ambiental.

Según Herdocia, ese punto es importante porque Nicaragua siempre ha querido recuperar la navegación en el San Juan hasta el Caribe.

Herdocia resaltó que la sentencia  de la CIJ no modifica la frontera en la extremidad de Punta de Castilla, como pretendía Costa Rica, para incidir en otro juicio pendiente en La Haya por delimitaciones en el Caribe.

El experto precisó que el acceso hacia la nicaragüense laguna de Harbour Head, que quedó enclavada en territorio costarricense, debe negociarse con Costa Rica.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: