Economía de Nicaragua crecerá más que la región

En 2016 economía nica será líder en medio de riesgos externos

Nicaragua será la segunda economía en Centroamérica que más va a crecer el próximo año, después de Panamá, proyectó ayer la Comisión Económica para América Latina y el Caribe en su reporte “Balance Preliminar de las Economías de América Latina y el Caribe 2015”, donde confirmó que este año la región terminará en recesión económica.

Según las proyecciones, la economía nicaragüense crecerá el próximo año 4.3 por ciento, muy por encima del 0.2 por ciento que se proyecta para Latinoamérica, la reducción de 0.8 por ciento para América del Sur, el 1.6 por ciento de la economía caribeña e igual al promedio estimado para Centroamérica.

La estimación de la Cepal, no obstante, está muy por debajo del 4.5 y cinco por ciento que espera el Gobierno, según estimó ayer el presidente del Banco Central de Nicaragua, Ovidio Reyes en declaraciones a un medio oficialista.

Reyes reconoció que esa meta de crecimiento estará condicionada por el comportamiento de la economía de Estados Unidos, China y el comportamiento del crudo a nivel internacional. “Creemos que las exportaciones se van a recuperar y la construcción va a mantenerse, creemos también que el empleo va continuar creciendo”, dijo.

Respecto al crecimiento de Nicaragua este año, la Cepal señala que “si bien el ritmo de expansión se ha desacelerado ante un menor dinamismo del sector externo, esto se ha compensado parcialmente con la demanda interna”. En ese sentido, menciona que en el primer semestre de este año se observó “una sólida demanda interna, con el consumo creciendo a un ritmo del 4.3 por ciento y la inversión a una tasa del 19.2 por ciento, por lo que la desaceleración se explica por la caída del 2.8 por ciento en las exportaciones y el impacto de la demanda interna sobre las importaciones, que crecieron un 15 por ciento”.

Región con año difícil

Además la Cepal reafirmó que este año la economía latinoamericana caerá 0.4 por ciento, por lo que urgió a la región a tomar medidas.

“En el contexto actual adquieren mayor relevancia las políticas fiscales activas, promoviendo ajustes inteligentes: mirar tanto el nivel de gasto público como su composición para evitar ajustes excesivos en la inversión pública y el gasto social; revisar la estructura de subsidios a los combustibles y los incentivos tributarios, buscando potenciar instrumentos de promoción de inversiones y financiamiento gasto social; y reducir la evasión/elusión, que en promedio equivale 6.3 puntos del Producto Interno Bruto (PIB) regional, es decir, 320,000 millones de dólares”, dijo Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la Cepal.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: