Colonos dejan cadáver de secuestrado como mensaje

Mujeres y niños indígenas abandonaron las comunidades de Esperanza Río Wawa y Wisconsin, en Waspam, por el acecho de colonos armados que la madrugada de ayer atacaron de nuevo la comunidad Wisconsin y dejan el cadáver de uno de los tres miskitos secuestrados el jueves.

Imagen ilustrativa. LA PRENSA/Archivo

Mujeres y niños indígenas han abandonado las comunidades de Esperanza Río Wawa y Wisconsin, en Waspam, por el acecho de colonos armados que la madrugada de ayer atacaron de nuevo la comunidad Wisconsin y dejaron un mensaje macabro: el cadáver de Ángel Adal, uno de los tres miskitos secuestrados el jueves.

La tarde del jueves 17 un grupo de colonos atacó la comunidad La Esperanza Río Wawa. Mataron a dos indígenas y secuestraron a otros tres miskitos que sembraban en los alrededores. Dejaron también una carta amenazante dirigida a la jueza local. Por la noche los colonos llegaron a Wisconsin, y al encontrar resistencia en los indígenas se desató un enfrentamiento que dejó otros tres heridos. Dos de ellos recibieron atención médica en Bilwi y se recuperan.

Las comunidades asediadas han quedado bajo el resguardo solo de hombres indígenas que ayer hicieron frente a los colonos, sin que se produjeran muertos o heridos. Las mujeres y niños han huido hacia Francia Sirpi y Santa Clara.
“Recibimos la llamada de un promotor de Francia Sirpi que nos contó del ataque de hoy (sábado) en la madrugada.

Los colonos quisieron entrar a Wisconsin pero los indígenas estaban alertas, defendieron su comunidad, pero al irse dejaron el cuerpo de Ángel, y siempre que dejan un cuerpo, dejan una carta con amenazas”, reveló Lottie Cunningham, directora del Centro por la Justicia y Derechos Humanos de la Costa Atlántica de Nicaragua (Cejudhcan).

GOBIERNO Y POLICÍA AUSENTES

A pesar de los llamados de organizaciones civiles a las autoridades para que intervengan en los conflictos por tierras en la Costa Caribe Norte, ni la Policía, peor el gobierno regional, e incluso el Estado central no han intervenido para frenar los ataques de colonos en territorios indígenas.

“Están emigrando, buscando cómo refugiarse en otras comunidades, porque las autoridades no les han dado protección. Los indígenas que se quedaron cuidando sus casas están arriesgándose a la muerte”, advierte José Baquedano, presidente de la Comisión Ecuménica de Waspam. “La Policía no entra, el Ejército no entra. No hay autoridad ni civil ni militar. Están abandonados, los indígenas están completamente en abandono”.

Desde el 2 de marzo de este año hasta el 17 de diciembre han ocurrido diez ataques de colonos contra comunidades indígenas que han dejado muertos y heridos, según la carta que dirigiera el Consejo Ecuménico Pastoral junto con la Comisión Interterritorial de Li auhbra y Li Lamni, a Victoria Tauli-Corpuz, relatora para los Derechos Humanos de los pueblos indígenas, de la oficina del Alto Comisionado de los Derechos Humanos de las Naciones Unidas. No incluyen los ataques que no dejan víctimas con lesiones o muertes.

“Tuvimos una reunión e invitamos al comisionado de la Policía, Pedro Pablo Muñoz, para ver qué pueden hacer, pero nos dijo que debía esperar que le autoricen lo que tiene que hacer. Nosotros estamos haciendo pronunciamientos y hablando de lo que pasa aquí. Pedimos que nos escuchen, que vengan, no nos dejen solos. No nos dejen solos ustedes, no nos dejen olvidados”, dijo Lamberto Chow Macklin, presidente del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos de Waspam.

ORTEGA INCUMPLE

En el documento plantean el abandono histórico a la comunidad indígena del Caribe y denuncian la manipulación política y los intereses de los colonos que han desatado conflictos en los territorios indígenas. Pero también hacen solicitudes directas: “Exigimos al Estado, desaloje a todos los colonos de tierras indígenas de la Costa Caribe y con mayor beligerancia los territorios que están en conflicto como las nuestras”. Además solicitan que el Gobierno cumpla con el saneamiento de acuerdo a la Ley 445 y la Ley 28 Estatuto de Autonomía de las Regiones de la Costa Atlántica de Nicaragua.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: