Generación traicionada

El Modernismo se siguió dando en Nicaragua más tarde de lo que aparentemente se daba por terminado.

Muchos factores contribuyeron hacia la creación de la llamada Generación Traicionada (fuera de los vanguardistas y posvanguardistas), grupo poético con la intención de transfigurar otra renovación en la poesía nicaragüense.

El Modernismo se siguió dando en Nicaragua más tarde de lo que aparentemente se daba por terminado. Mientras tanto, la lucha poética de la Vanguardia fue establecer por vez primera una poesía nicaragüense.

Estaban en contra de la superficialidad y, los leves tonos de musicalidad y otras extravagancias del Modernismo (con Rubén Darío), Movimiento ya en su decadencia cargando una rima cansada y pesimista para luego ya sin convencer con la habilidad de metamorfearse con otros nombres para salvarse.

Fue hasta la II Guerra Mundial donde se dio por terminado todo ese experimento modernista, filosófico y cultural ante la barbarie del nacismo (modernista también) y en consecuencia posterior ante los juegos ideológicos de los Soviets (Rusos) con el mundo contemporáneo.

Había cansancio contra tanta tontería superficial en la poesía nicaragüense propuesta está a seguir con reglas de la retórica; recordemos que el mismo ultraísmo odiaba la rima.

Otras de sus posturas fueron el rechazo a los convencimientos ideológicos por grupos de presión contra el ser humano.

La Generación Traicionada quería algo nuevo sin esconder nada de lo que miraban y sentían alrededor.
Para ellos las cosas son como son, mejor o como lo vemos en la vida a diario. Los Generación Traicionada nunca se afiliaron a nada, menos caer en la trampa del marxismo religioso.

CANSANCIO Y PUBLICIDAD

El expresionismo abstracto (1948-59) fue la primera reacción contra el rigorismo y conceptismo, buscaron un mundo sin líneas con coloridos fuertes, puros sin geometría tirados sobre la tela para interpretar la nada o salirse de los engaños (Mark Rothko/MotherWell) y darle rienda suelta al secreto que está en el universo, aquel que siempre ha abandonado al hombre.

Los hombres sin callejón sin salida de Sartre y de Camus estaban fastidiados de todo, no tenían esperanza, la angustia los rodeaba y la falta de trabajo. La publicidad comenzaba a invadir el planeta. Había que convencer otra vez al hombre que comprar no era una maldición y ni siquiera pecado.

Vivir confortable era una conquista del ser. Las luces de neón contra las bujillas de filamento, la refrigeradora, la hamburguesa y el hot dog. La apertura de carreteras para que el mundo comenzara a moverse después de semejante devastación.

El tren desde Los Ángeles a Nueva York. Ruidos de construcción, edificios, carros de lujo enormes y cigarrillos de toda marca, el Camel, el Wiston, entre otros, camisas de algodón y el maravilloso blue jean y los zapatos tenis, la faja delgada y luego las mujeres con peinados elevados y cortos y los hombres con peinado de copete y brillantina.

Época de jazz y fumar “hierba”, tomar cerveza. Había que establecer a un ser social, sin religión y si se buscaba lo espiritual, el budismo.

TIEMPOS DE DICTADURA

La dictadura de los Somoza fue beneficiosa para la Generación traicionada porque era el motivo más profundo de la protesta y de la rebelión. La dictadura era el mal de todos los males de la moral.

“El poeta traicionado”, tenía toda clase de excusas para refutar un mundo distante y cubierto de barroquismo tropical, lleno de complicaciones y de toda clase de peros para poder triunfar.

“Aló Managua, aló Managua…” son las palabras que quedaron en la memoria de Roberto Cuadra (Poema: Tipitapa) y de muchos otros poemas; cuando se quería comunicar con alguien a través del telefonista. Pedazos y recuerdos y de pedir algo imposible ya ido.

Y luego Edwin Yllescas: “Tarde de patín en el Frixione /Bailan en la memoria del bisnieto” (Poema: Hazla volver, dile que la quiero) como un pasatiempo entre el abandono; y también Iván Uriarte “sin lugar a dudas la España de hoy es ya un país capitalista/una bien organizada sociedad de consumo/donde los rascacielos comienzan a ondear como banderas y los emporios y consorcios comerciales se extienden por todo el mundo…” (Poema: Cabalgata por España contemporánea). Observando una realidad demasiado estéril y veloz para su sensibilidad poética.

Beltrán Morales “muchacho sano aún ignora si en definitiva se ajuntará con una mujer o con Dios” (Poema: Muchacho sano) El más rebelde, el más hastiado.

AUTORES

Han pasado varias décadas desde que se dio está poesía, los creadores están hoy día en retiro, algunos enfermos y otros fallecidos. Oficialmente eran estos que menciono (según selección del antólogo Julio Valle-Castillo.

El Siglo de la Poesía en Nicaragua, tomo III) pero habían otros que también practicaron ese tipo de protesta fuera y dentro del país y se sintieron —traicionados— aunque no están en la lista oficial su poesía tienen el mismo corte de audaz, irreverente, dañina, exaltadora, gritona, y destructiva contra el orden. (F. Téllez, J.E. Argüello, Cabrales, Rocha, N. Fuentes, F. Gordillo, F. Tijerino, M. Najlis, L.Vega Miranda, F.A. Fernández, C. Perezalonso, S. Ramírez, A. Incer. J.E. Arellano).

La sociedad es la misma que miró la Generación Traicionada, pero hoy más complicada por diferentes tendencias de destruir el concepto del hombre. Momentos difíciles para un poeta con el celular, como dice Cardenal; pegado al Facebook como especie de confesión universal, donde todo sale y se expone.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: