Más beneficios judiciales para Samir, «el pistolero de Metrocentro»

Samir Matamoras no solo fue tratado con paños suaves por la Policía Nacional, quien no lo detuvo en el momento que cometió el delito a pesar que lo hizo enfrente de ellos, sino también por la Fiscalía que lo convirtió en víctima y pidió penas mínimas y de cumplimiento simultáneo y el juez no tomó en cuenta su reincidencia delictiva

Samir Matamoros disparó a los manifestantes en las inmediaciones del Consejo Supremo Electoral, que demandaban elecciones transparentes. LA PRENSA/Jorge Torres

Samir Antonio Matamoros, conocido como “el pistolero de Metrocentro”, andaba en libertad condicionada cuando disparó contra manifestantes que estaban frente al Consejo Supremo Electoral, el pasado 3 de septiembre, pero el juez Ernesto Rodríguez dijo que el acusado “no era reincidente, pues no poseía antecedentes”, y bajo esos argumentos le impuso penas mínimas.

La pena que estaba purgando Matamoros, en ese entonces, es de tres años y seis meses por invasión de domicilio y lesiones leves en perjuicio de Santos Alfredo Vallecillo Larios.

Este expediente salió a relucir el mes pasado, cuando la juez Roxana Zapata, titular del Juzgado Primero de Ejecución y Vigilancia Penitenciaria de Managua pidió su traslado a su homologa Gertrudis Gaitan del Juzgado Tercero de Ejecución, para “efectos de acumulación física y posterior unificación de penas”.

Esta sentencia fue dictada por la Juez Primero Local de Managua en junio del 2014, aunque los hechos ocurrieron en abril del 2013 en el barrio Milagro de Dios.

La juez local, porque Samir admitió hechos, le impuso la presentación periódica y la prohibición de comunicarse con víctimas y testigos y le advirtió que eran de carácter transitorio y de transgredirla lo mandaría a la cárcel. La ultima firma de Samir en juzgados antes de disparar en Metrocentro fue el 27 de agosto.

OTRA VEZ PRETENDEN FAVORECERLO

Por los hechos de septiembre de este año, en el sector de Metrocentro, el juez Rodríguez lo condenó a cuatro años de cárcel por homicidio frustrado, exposición de personas al peligro y tenencia ilegal de arma de fuego. Mismas que mandó a cumplir de forma simultánea, por lo que solo cumplirá tres años de cárcel.

Si se diera la unificación de penas, Samir no cumpliría seis años y seis meses de cárcel sumando una condena con la otra, sino solo tres años por ambas penas.

Samir “el pistolero” no solo fue tratado con paños suaves por la Policía Nacional, quien no lo detuvo en el momento que cometió el delito a pesar que lo hizo enfrente de ellos, sino también por la Fiscalía que lo convirtió en víctima y pidió penas mínimas y de cumplimiento simultáneo y el juez no tomó en cuenta su reincidencia delictiva.

OTROS ANTECEDENTES

Contrario a lo dicho por el Juez Ernesto Rodríguez, Samir Matamoros tiene una sentencia condenatoria por robo con violencia que culminó en el 2008, dictada por el Juzgado Séptimo Penal de Juicio de Managua y una causa por robo agravado y tenencia ilegal de arma de fuego, misma que se encuentra en suspenso en el Juzgado Séptimo Penal de Audiencia de Managua, desde junio de este año, porque la Fiscalía no presentó escrito de prueba, según archivos judiciales.

El juez Rodríguez dijo que se considera reincidente el que tenga una sentencia condenatoria en los últimos 5 años por un delito doloso.

 

 

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: