EE.UU. revocará pasaportes a morosos con el fisco

El Gobierno de los Estados Unidos empezará a revocar pasaporte a todo ciudadano residente en el exterior, incluidos nicaragüenses con doble nacionalidad, y que esté en mora con el pago de sus impuestos ante el Servicio de Rentas Internas.

La banca nacional y del mundo deberá ajustarse a los lineamientos de la Ley de Cumplimiento Fiscal de Cuentas Extranjeras (Fatca, por sus siglas en inglés) para seguir recibiendo capital de fuentes americanas. LA PRENSA/ARCHIVO

El Gobierno de los Estados Unidos empezará a revocar pasaporte a todo ciudadano residente en el exterior, incluidos nicaragüenses con doble nacionalidad, y que esté en mora con el pago de sus impuestos ante el Servicio de Rentas Internas (IRS, por sus siglas en inglés), en el marco de la aplicación de la Ley de Cumplimiento Fiscal de Cuentas Extranjeras, mejor conocida como Fatca.

Se estima que en Nicaragua unos 150,000 clientes del sistema financiero nacional estarían siendo afectados por dicha Ley, según calculó en su momento Carlos A. Núñez Vivas, gerente propietario de Vivas & Foodman Tax Compliance.

Esta empresa es especializada en temas fiscales norteamericanos, radicada en Estados Unidos y con una sede en Managua, y es además una de las dos compañías de asesoría que forman parte del directorio de la Embajada de los Estados Unidos en Managua para ciudadanos (o que tengan tarjeta de residencia) de ese país que radiquen en Nicaragua y que requieran ese servicio fiscal.

Lea: Cuidado con lo que declara EE.UU.

Stanley Foodman, socio y experto en materia fiscal de Vivas & Foodman, explicó que a finales de noviembre el Congreso de los Estados Unidos autorizó al IRS (el equivalente del Fisco en Nicaragua), para que envíe al Departamento de Estado de los Estados Unidos un listado con los nombres de los contribuyentes (incluidos los nacionalizados y que residan fuera de EE. UU.) que están en mora con el pago de sus impuestos para que proceda a revocar sus pasaportes.

No es que les van a quitar físicamente el pasaporte, sino que se los van a anular, entonces estas personas ya no podrán viajar con este documento y si reside en Nicaragua básicamente estarán presos aquí”. Carlos A. Núñez Vivas, gerente de Vivas & Foodman Tax Compliance.

Foodman, con más de cuarenta años en materia fiscal estadounidense, explica que si la mora impositiva supera los cincuenta mil dólares anuales y este contribuyente no ha llegado a un acuerdo con la IRS para pagar el mismo, automáticamente este podrá perder dicho documento legal, cuyo mecanismo para recuperarlo aún no se contempla. Inclusive si esta persona está en proceso de renovación del pasaporte y está en mora, el mismo no le será renovado.

“Me imagino que van a permitir a una persona recuperar su ciudadanía si esta puede comprobar que están en cumplimiento (con el pago de sus impuestos), pero imaginate un norteamericano viviendo aquí y con su pasaporte anulado ¿cómo podría volver a Estados Unidos?”, expresa.

Lea: Fatca ya está en Nicaragua

El especialista explica que no es difícil que una persona acumule rápidamente una mora por cincuenta mil dólares, porque en Estados Unidos las penalidades por no pagar son elevadas. “Si una persona que tiene su pasaporte americano o doble pasaporte y llega al aeropuerto de los Estados Unidos no podrá entrar, será entrevistado y perseguido allá y no podrá tener derecho a tener un abogado, porque el que está ilegal no tiene derechos civiles”, ejemplifica Foodman.

Si bien la Ley Fatca nació en el seno de los Estados Unidos para perseguir a los evasores de impuestos alrededor del mundo, la misma afectará a Nicaragua, porque en el marco de esta Ley todos los bancos, aseguradoras o bolsas de valores del país están obligados a transmitir al Gobierno de EE. UU. información de los estados de cuenta de sus clientes que figuren como sujetos obligados: estadounidenses, nacionalizados de ese país y personas con tarjeta de residencia americana o verde, los que deben tener como mínimo diez mil dólares en cuentas bancarias, de inversión en el mercado bursátil o cualquier fuente financiera a nivel local.

En caso contrario las entidades financieras no podrán obtener préstamos, por ejemplo, de instituciones con capital estadounidense y además se prevén penalidades para las que incumplan con los pedidos y mantengan activas las cuentas de los clientes afectados por Fatca.

Es muy importante que un contribuyente americano residente aquí (en Nicaragua) entienda que las reglas han cambiado, porque ahora está arriesgando su pasaporte si no está en cumplimiento con el fisco”. Stanley Foodman, socio de Vivas & Foodman Tax Compliance.

Núñez Vivas explica que antes no se contemplaba quitar pasaportes, solamente sanciones monetarias, pero como no tienen capacidad para perseguir a cada uno de los evasores residentes en el exterior y sancionarlos, entonces la medida de mayor presión fue tocar el documento legal de los afectados por Fatca.

Foodman recuerda que por ahora se contemplan amnistías para los contribuyentes estadounidenses residentes en el exterior que notifiquen que están atrasados con sus pagos. Este beneficio, según el especialista, se puede obtener si la IRS todavía no ha iniciado el proceso de investigación de la situación fiscal de la persona una vez que reciba de las entidades financieras del exterior la lista de los clientes afectados por Fatca.

GOBIERNO IMPLEMENTARÁ FATCA

En Nicaragua, el asesor para Asuntos Económicos de la Presidencia, Bayardo Arce Castaño, el pasado 25 de marzo de este año, confirmó que el Gobierno cooperará con Estados Unidos para implementar dicha Ley foránea. “Vamos a apoyar al Fatca. Yo llamé a la embajadora de Estados Unidos (Phyllis M. Powers, en ese momento) y le dije que comprendemos los problemas de ellos y queremos ayudarles”, afirmó.

En esa ocasión Arce dijo, al ser consultado sobre cómo quedará el sigilo bancario: “Precisamente el Fatca tiene entre sus variantes, una comunicación directa con los bancos, entonces los bancos tendrán cada uno que entregar la información y otras cosas las tendrán que pedir directamente al Gobierno”, respondió.

Inmediatamente a través de una reforma al reglamento de la Unidad de Análisis Financiero, publicada el 3 de abril, el ejecutivo facultó a la Unidad para que solicite, reciba y transmita información específica “que los sujetos obligados o la administración tributaria le proporcionen y que a su vez haya sido solicitada por un tercer Estado, por medio de su institución competente, con el que exista de previo un acuerdo de transmisión recíproca de información o un acuerdo de cooperación internacional en materia tributaria, suscrito entre las autoridades competentes de ambos países”.

EL PRÓXIMO AÑO EMPEZARÁ ENTREGA DE INFORMACIÓN

Núñez Vivas explica que posiblemente la banca nicaragüense y el resto de entidades financieras obligadas por Fatca comenzarán a transmitir la información de sus clientes a la IRS el próximo año (posiblemente entre el 31 de marzo de 2016 y 30 de septiembre de 2016), una vez que reporten la información a la UAF).

Núñez explica que hasta ahora las entidades financieras ya divulgaron ante la UAF la lista de sus clientes que están siendo afectados por Fatca, pero que la transmisión de la información a Estados Unidos comenzará el próximo año.

El 19 de agosto de 2013, la IRS convocó oficialmente a las instituciones financieras en el exterior para que se registraran e iniciaran el proceso de adhesión a la norma americana. En Nicaragua ya todas las instituciones se registraron y se puede consultar en la página electrónica del fisco de los Estados Unidos.

Lea: Fatca a las puertas

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: