Acuerdan plan piloto para traslado de migrantes cubanos a México

Los gobiernos de Centroamérica y México acordaron Guatemala hacer una prueba piloto en enero para trasladar a territorio mexicano a miles migrantes cubanos

Miles de migrantes cubanos que intentaron ingresar a Nicaragua fueron rechazados por el gobierno del presidente Daniel Ortega. LA PRENSA/ARCHIVO

Los gobiernos de Centroamérica y México acordaron este lunes en Guatemala hacer una prueba piloto en enero para trasladar a territorio mexicano a miles migrantes cubanos varados en Costa Rica, informaron las cancillerías de Guatemala y Costa Rica.

Lea:El SICA debate hoy sobre crisis de migrantes cubanos

«Se acordó realizar un primer ejercicio piloto de traslado humanitario en la primera semana de enero, para lo cual se ha conformado un grupo de trabajo que tendrá la responsabilidad de realizar las coordinaciones necesarias para este primer traslado», detalló la cancillería guatemalteca en un comunicado.

Por su parte, el ministerio de Relaciones Exteriores costarricense detalló que los migrantes cubanos, entre 5.000 y 7.000, viajarán «desde Costa Rica vía aérea hacia El Salvador» y de ahí en autobús a través de los territorios de Guatemala y México hacia su destino final que es Estados Unidos.

La cancillería costarricense explicó que los cubanos financiarán su transporte aéreo hasta El Salvador y garantizó que el paso de los isleños a través de Centroamérica será un proceso «seguro, ordenado y documentado».

Ambas cancillerías mantuvieron reserva sobre el número de cubanos que se incluirán en el plan piloto y otros detalles operativos que deberán ser consultados con las autoridades de cada país.

Lea también: Cuba pide solución “rápida” para miles de cubanos varados en Centroamérica

Con este acuerdo «los países reiteran su compromiso contra el tráfico de personas y contra las redes de coyotes que afectan a la región, así como se reafirma el compromiso con la dignidad humana y la voluntad política para encontrar soluciones», dijo el canciller costarricense, Manuel González.

Sin embargo, recordó que esta es «una solución absolutamente excepcional para las personas que ya se encuentran en nuestro territorio», porque el país no tiene capacidad de recibir y dar visa de tránsito a más personas.