Se olvidan de Las Miradas San José

La comunidad Las Miradas San José, en Nueva Guinea, está incomunicada ahora porque los transportistas no quieren dañar sus vehículos en el camino destruido que conduce a ese poblado.

Los transportistas de la zona prefieren no meterse en los pegaderos de ese camino para no dañar sus vehículos. LA PRENSA/J. DUARTE

La comunidad Las Miradas San José, en Nueva Guinea, está incomunicada ahora porque los transportistas no quieren dañar sus vehículos en el camino destruido que conduce a ese poblado.

El transporte público y de carga ahora llega hasta la colonia Los Laureles y pese a la solicitud de los pobladores de Las Miradas San José, la Alcaldía municipal no repara el camino.

Edén Torres, uno de los transportista de carga, dijo que no va a destruir su camión metiéndolo a los pegaderos que hay en esa zona, por eso llega hasta la colonia Los Laureles.

Abner García, conductor de un bus de servicio colectivo, dijo que el camino no presta las condiciones para transitar y “lo que ganamos lo gastamos en la reparación de los vehículos”.

El reconocido productor del distrito Talolinga, Enrique Salmerón, recordó recientemente que ese camino ha sido abandonado totalmente por las últimas autoridades edilicias, pese a que los alcaldes anteriores —junto con la cooperación italiana— invertían en él para no afectar la producción en la zona.

“Son siete colonias y decenas de comarcas que utilizamos esta carretera y ahora que los pegaderos se han extendido y el sector transporte ha abandonado estos caminos, la crisis comienza a llegar”, dijo el productor Rolando Miranda.

El abogado Noel López, quien tiene familia en la zona de Talolinga, dijo que no hay esperanzas para visitar a sus parientes este fin de año, porque las carreteras están súper deterioradas y las autoridades no resuelven el problema, apunta López.