Industria de bebidas en ascenso

En 2015 la industria de las bebidas en Nicaragua registró un considerable crecimiento, siendo dentro de la industria manufacturera uno de los sectores que más creció. Según el Índice Mensual de Actividad Económica (IMAE) del Banco Central de Nicaragua (BCN), en septiembre este sector tuvo un aumento en la producción de 9.3 por ciento y en octubre de 6 por ciento.

LA PRENSA/ Bloomberg

En 2015 la industria de las bebidas en Nicaragua registró un considerable crecimiento, siendo dentro de la industria manufacturera uno de los sectores que más creció. Según el Índice Mensual de Actividad Económica (IMAE) del Banco Central de Nicaragua (BCN), en septiembre este sector tuvo un aumento en la producción de 9.3 por ciento y en octubre de 6 por ciento.

“En el sector de las bebidas (alcohólicas y no alcohólicas), particularmente en los últimos tres meses, ha habido un repunte bastante alto. Viene creciendo constantemente desde el año 2008 y ha tenido un crecimiento continuo en términos de volumen y en términos de valor monetario. Es un sector que está bien consolidado en Nicaragua”, afirma Juan Carlos Amador, director ejecutivo de la Cámara de Industrias de Nicaragua (Cadin).

El directivo de Cadin agrega que a nivel industrial en 2015 los sectores que más repuntaron fueron la elaboración de productos lácteos con 19.9 por ciento de crecimiento, el sector de las bebidas con 9.3 por ciento, el tabaco con 4.3 por ciento y los no metálicos con 5.2 por ciento.

EDAD Y DINERO COMO PRINCIPAL FACTOR

¿Qué condiciones han beneficiado el crecimiento de esta industria? Amador explica que hay un estudio en Europa que se conoce como Euromonitor, este afirma que los dos factores para el crecimiento de la industria de las bebidas son: la edad de la población y la disponibilidad económica.

“Y en el caso de Nicaragua tenemos una población con edades jóvenes y ha habido un repunte en la cantidad de flujo de efectivo que hay en la población, lo cual te explica el crecimiento del sector”, detalla.

En la gremial de alimentos y bebidas, Cadin aglutina a las principales industrias del país y dentro de las labores que han impulsado este año está el fomento de las certificaciones a las empresas pymes”.

“Se está trabajando en autorregulaciones y también en la unificación de regulaciones y normas de origen a nivel centroamericano, es decir, que queremos que toda Centroamérica tenga las mismas normas de origen y las mismas regulaciones, es algo que se hace para fortalecer todo el sector”, destacó el director ejecutivo de Cadin. “También se está trabajando en planes de Responsabilidad Social Empresarial”, agregó Amador.

LOS RETOS DEL SECTOR

Pese al crecimiento, la industria de las bebidas tiene pendientes que afectan su desarrollo, dentro de estos el director ejecutivo de Cadin señala la falta de aprobación de la Ley de Rótulos, pues el que no haya una interpretación correcta provoca “limitaciones”.

“Queremos que esta Ley se apruebe, que haya esta normalización para todos los rótulos que se ponen en las pulperías y en los distintos lugares haciendo publicidad de los productos de este sector, para que no haya distintas interpretaciones en cada una de las alcaldías”, señaló Amador.

A nivel regional la industria de las bebidas tiene una discusión acerca de los envases y los pirograbados. “Queremos que se conserven los envases actuales, porque había una iniciativa de que querían cambiar los pirograbados que estaban en las botellas, queremos que todavía se conserve”, menciona el director ejecutivo de Cadin.

APORTE EN IMPUESTOS AUMENTA

El crecimiento de la industria de la bebida se explica en parte porque este año han ingresado al mercado nacional nuevos productos, aseveró el directivo de Cadin.

Otro indicador que también evidencia el avance en 2015 del sector es el aporte a través de los impuestos al Gobierno central.

Según las estadísticas del BCN de enero a octubre de este año por aguardiente y rones se ha pagado en impuestos 210.9 millones de córdobas, que representan un incremento del 12.36 por ciento al aporte de 2014 a la misma fecha, el cual fue de 187.7 millones de córdobas.

Las cervezas, que también se incluyen dentro de esta industria han aportado 12.92 por ciento más que entre enero y octubre del año pasado, contabilizando 1,089.6 millones de córdobas. El año pasado durante el mismo período el pago ascendía a 964.9 millones.

Por último, lo recaudado por aguas y gaseosas ha tenido un crecimiento de 14.10 por ciento en comparación con 2014. En el período de referencia, el año pasado pagaron 351.7 millones de córdobas en impuestos, este año se ha pagado 401.3 millones de córdobas.

En total el aporte entre estos productos hasta octubre de este año suma 1,701.8 millones de córdobas, 197.5 millones más que en 2014.

BAJA EN EXPORTACIÓN

Si bien la industria de las bebidas es uno de los sectores que más ha crecido después de los lácteos, tal como afirma el director ejecutivo de Cadin, en materia de exportaciones hay una disminución de 4.06 millones de dólares en relación con el año pasado.

Las estadísticas de exportaciones por país de destino de los veinte productos más importantes en 2015 divulgadas por el BCN señalan que de enero a octubre de 2014 se vendieron 33.33 millones de dólares, en cambio este año a la misma fecha se había enviado al exterior 29.27 millones. Cifra que representa una merma del 12.18 por ciento.

“Esta es una reducción mundial, va la desaceleración del mercado asiático, los bajos precios en petróleo, todo esto ha influido para que la industria a nivel latinoamericano tenga grandes descensos”, detalló Amador.

Este año el principal destino para las exportaciones de bebidas elaboradas en Nicaragua ha sido Centroamérica. Siendo el principal comprador Costa Rica, seguido de Guatemala y Honduras. El país vecino del sur ha pagado 6.54 millones de dólares, seguido de Guatemala con 4.6 millones de dólares.

IMAE A OCTUBRE

En octubre el Índice Mensual de Actividad Económica (IMAE) creció 3.9 por ciento en relación con octubre del año anterior. La variación promedio anual se ubicó en 3.8 por ciento y el crecimiento acumulado en el período enero-octubre fue de 3.6 por ciento.

El índice agregado de las actividades de manufactura mostró una baja de 0.2 por ciento. Los aumentos en la producción de bebidas, derivados de petróleo, productos metálicos y productos no metálicos fueron los más relevantes.

La contracción del grupo se debió a la menor producción de carnes y pescados, otros alimentos, tabaco y productos textiles.