Veintiún condenados a prisión por trágico choque de tren argentino

El 22 de febrero de 2012 un tren con 1,200 pasajeros de la línea Sarmiento, que une la periferia oeste con el barrio de Once de la capital argentina, se estrelló contra los paragolpes de la terminal.

Cientos de Familiares de las víctimas se manifiestaban a las afueras de Tribunales Comodoro, Retiro, Buenos Aires. LA PRENSA/EFE

Veintiún personas, entre ellas un empresario ferroviario y dos exsecretarios de Estado de Transporte de Argentina, fueron condenados el martes 29 de diciembre hasta con nueve años de prisión por el accidente de un tren en 2012, con saldo de 51 muertos y 789 heridos, anunció el tribunal juzgador.

Los jueces sentenciaron al concesionario de Trenes de Buenos Aires (TBA) Claudio Cirigliano a nueve años de cárcel por el delito de «administración fraudulenta con estrago culposo», en tanto que las penas fueron de ocho años para el exsecretario del área Juan Pablo Schiavi y seis para su antecesor, Ricardo Jaime.

Dentro de los 21 condenados figura el maquinista Marcos Córdoba, con un castigo de tres años y seis meses. Otros 17 exfuncionarios y empresarios transportistas fueron hallados responsables con distinto grado, pero en todos los casos el delito fue considerado «culposo» por negligencia, impericia o mala administración de los recursos ferroviarios.

El 22 de febrero de 2012 un tren con 1,200 pasajeros de la línea Sarmiento, que une la periferia oeste con el barrio de Once de la capital, se estrelló contra los paragolpes de la terminal, en un hecho que causó conmoción y que persuadió al gobierno de la presidenta Cristina Kirchner (2007-2015) de volver a estatizar y modernizar todo el sistema de ferrocarriles.

Los argumentos del fallo serán dados a conocer en 2016, pero el tribunal encontró mayor responsabilidad en los hombres de negocios y los funcionarios de aquel entonces que en el conductor de la formación, que al parecer sufrió un momento de desatención.

La sentencia precisó que el «estrago culposo» tuvo 51 muertos y uno más por nacer, al contemplar que una de las fallecidas estaba embarazada.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: