Bruselas se queda sin celebración de Nochevieja

Alcalde toma decisión luego de que se conociera que las fuerzas del orden belgas han frustrado un posible atentado en “varios lugares emblemáticos” de la capital de Bélgica

Bruselas Nochevieja

Vista del árbol de Navidad instalado en la Plaza Central del centro histórico de Bruselas, Bélgica, el pasado 23 de diciembre de 2015. LA PRENSA/EFE

El alcalde de Bruselas, Yvan Mayeur, decidió este miércoles anular los fuegos artificiales y todas las festividades planificadas para la celebración de Nochevieja en el centro histórico de Bruselas.

El alcalde ha tomado esta medida tras consultas con el ministro del Interior, Jan Jambon, y después de que se conociera el martes que las fuerzas del orden belgas han frustrado con detenciones de presuntos terroristas un posible atentado en “varios lugares emblemáticos” de la capital.

Mientras en París, la tradicional celebración de Nochevieja en la célebre avenida de los Campos Elíseos de la capital francesa se mantendrá, pero lo hará de manera sobria y entre fuertes medidas de seguridad, en la que será la mayor concentración autorizada en Francia desde la instauración del estado de emergencia en la noche de los ataques yihadistas del 13 de noviembre.

“No podíamos no hacer nada (…) Después de lo que nuestra ciudad ha vivido, debemos enviar un mensaje al mundo: ‘París sigue en pie’”, justificó su alcaldesa, Anne Hidalgo, en una reciente entrevista al semanario Journal du dimanche (JDD).

FESTEJOS MODESTOS

Los festejos tendrán un carácter más modesto que en años precedentes: los fuegos artificiales han sido anulados por una “cuestión de decencia”, subraya el ayuntamiento, y la duración de las proyecciones luminosas sobre el Arco del Triunfo se acortará a 10 minutos, de las 11:50 p.m. a medianoche.

Por razones de seguridad, la prefectura del policía de París también ha decidido reducir el tiempo de apertura al público de los Campos Elíseos: la avenida se cerrará a la circulación solo 45 minutos antes de la llegada del 2016 y reabrirá al tráfico media hora después de medianoche.

En años precedentes, los Campos permanecían abiertos durante casi toda la noche. Unas 600,000 personas se congregaron allí para celebrar la entrada en 2015.

Las autoridades no han ofrecido demasiados detalles sobre el dispositivo de seguridad previsto para este año, pero será superior al movilizado el 31 de diciembre de 2014, cuando fueron desplegados 1,700 agentes.