Informes sobre educación

Un currículum basado en competencias, para una vida de calidad y el ejercicio de una ciudadanía responsable. Sin olvidar la formación de valores que hoy día no puede estar ausente de un proceso educativo que pretenda ser integral.

cinco anillos, Nicaragua, desarrollo

Nicaragua rezagada en Educación Primaria según resultado del Terce 2013. Los estudiantes de tercero y sexto grado muestran los más bajos niveles de aprendizaje de Centroamérica en Lectura, Matemática y Ciencias Naturales; y alcanzó la media regional de 15 países de la región en lectura, gramática y escritura. Nicaragua mejoró ligeramente con respecto al Terce 2006, pero no son satisfactorios.

Educación Superior. José Adán Aguerri en su participación en la Universidad de Ingeniería (UNI) señaló que la competitividad en el mundo actual es la piedra angular para la supervivencia. Las empresas tenemos que vivir forzosamente con el cambio. Al graduarse de las universidades conocen conceptos técnicos, pero no la formación humanística y los ambientes empresariales. Deben aprender a dirigir equipos de personas, manejar aspectos administrativos y financieros de las empresas. Se demandan profesionales multidimensionales, con un dominio de tecnología, negocio, procesos y habilidades personales. El tema de responsabilidad ética en uso adecuado de materiales de construcción.

Aprendizaje y Competencias. El doctor Carlos Tünermann expresó que la época actual demanda que los estudiantes “aprendan a aprender” para que sigan aprendiendo durante toda la vida. El estudiante con la ayuda del docente en búsqueda por su aprendizaje, el aula como un ambiente de aprendizaje. Los aprendizajes deben generar competencias personales, cognoscitivas, profesionales, de comportamiento, habilidades y destrezas en los diferentes subsistemas.

Un currículum basado en competencias, para una vida de calidad y el ejercicio de una ciudadanía responsable. Sin olvidar la formación de valores que hoy día no puede estar ausente de un proceso educativo que pretenda ser integral. Los centros escolares instruyen pero no educan.

Cobertura y calidad. Miguel de Castilla admitió en Corea del Sur que en el país “tenemos grandes retrasos en Educación tanto en la cobertura y más aún en cuanto a calidad”. En los exámenes de admisión en la 14 solo un cinco por ciento y en la UNAN el 8.7 por ciento aprobaron el examen en matemática. Tenemos baja inversión por estudiantes en las últimas décadas.

En 2001 en secundaria solo estudiaban el 43 por ciento y en el 2010 solo el 23 por ciento. Existe escaso avance en las tasas netas de matrícula, en el año 2009 en primaria era de 86.3 por ciento y secundaria el 51.4 por ciento; en 2013 la primaria de 86.3 por ciento y secundaria 54.6 por ciento. Baja tasa de escolaridad que en el 2013 se tenía 6.4 años aprobados, el más bajo de Centroamérica. Con una tasa de analfabetismo del 16 por ciento en 2013 en mayores de 10 años. Nicaragua está en el penúltimo lugar de pobreza crónica en América Latina, según el Banco Mundial en el periodo 2004-2012.
Educación/PIB e Índice Global de Competitividad. En 2013, según investigación regional la relación inversión en educación y su PIB nacional, Nicaragua tenía 3.8 por ciento, El Salvador 3.42 por ciento, Honduras 5.8 por ciento y Costa Rica el 6.8 por ciento. Y según el Índice global de competitividad, Nicaragua ocupó el puesto 108 entre 140 países investigados. Valoraron mucho los indicadores de desempeño de la educación, la calidad y preparación tecnológica. El problema educativo es crónico, complejo y tiene profundas raíces. El doctor Humberto Belli Pereira plantea que todo se inicia en la familia y que allí andamos muy mal.

El doctor Rafael Lucio Gil expresó el año pasado: “Los chavalos solo están aprendiendo a memorizar sin racionalizar, sin argumentar, sin criticar, proponer, o tener criterio propio. Existe un empobrecimiento mental, solo aprenden superficialmente. Solo aprenden lo que está mandado y se contentan con aprobar con el mínimo; están abandonando las aulas”. Además hay exclusión social y se está desarrollando en la centros el bullying con menores y débiles.

La calidad escolar. El doctor Govanni Di Giordano, jefe de la delegación de la UE expresó aquí: “La calidad no solamente está en la calidad de los aprendizajes, son también en la utilidad, la pertinencia, la relevancia para el individuo que trabaja para educarse. Tener adaptabilidad a los cambios del mundo laboral y los cambios de las sociedades. El apoyo de los padres es determinante, hay que desarrollar procesos de lectura desde el hogar, programas recreativos y culturales en la TV. El cariño, el acompañamiento y el deporte, todo contribuye en el aprendizaje de nuestros hijos para que sea de calidad”. Avanzamos pero a paso de enfermo.

Los padres de familia no visitan la escuela. En los Talleres Tepce se afirma que como el cincuenta por ciento asisten a las reuniones y que apenas el diez por ciento da seguimiento a las tareas y trabajos de sus hijos. Muchos solo llegan el día de matrícula y después desaparecen. El 42 por ciento de la estructura familiar está encabezada por mujeres, el 23 por ciento con ambos progenitores y el resto con parientes menos estables. Esto es muy importante para conocer y apoyar a los alumnos. Muchos alumnos llegan a los centros de secundaria pero no hacen nada instructivo, platican mucho y están oyendo música, otros están con sus celulares. Unos cuantos por la noche son miembros de pandillas. Estamos en una seria crisis familiar y de descomposición social.

Centros, currículum y docentes. En el año 2014. Más del treinta por ciento de las 8,523 escuelas estaban en malas condiciones. El empirismo en preescolar llegaba al setenta por ciento y en secundaria el 45 por ciento, pero miles normalistas graduados están sin trabajo, centenares de docentes tienen doble turno y salarios por razones políticas y gremiales. Urge realizar una evaluación de maestros y profesores para conocer el domino de la materia, el uso de adecuada metodología del aprendizaje y de inteligencia general.

No basta incrementar el presupuesto para ofrecer más de lo mismo. El camino del desarrollo pasa por una reforma curricular, una evaluación con su respectivo seguimiento.

El joven nicaragüense. Le atrae el futbol internacional y dominan detalles de equipos y de famosos jugadores. Adicto a la tecnología, no participa en la política ni confía en líderes. Ve mucha corrupción y abusos y se aísla o forma una pandilla. Algunos, en aumento, llenan el tiempo libre en drogas y alcohol. La gran mayoría de los sesenta mil bachilleres no saben qué tienen, qué pueden y qué desean. Les gusta la informalidad y la bulla aparentemente inocente.

¿Qué hacer? Nombrar una comisión de reconocidos intelectuales para que dirijan el consenso educativo, para una transformación curricular nacional y mejorar un verdadero plan integral educativo. Al gobierno el compromiso de incrementar el presupuesto a un 6.5 o siete por ciento del PIB a un mediano plazo.

 

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: