El perfil del infiltrado orteguista

“Infiltraciones selectivas y de calidad conspirativa", dice Pallais. Opositores sostienen que no tienen duda sobre trabajo de inteligencia gubernamental

Las turbas del FSLN han agredido a ciudadanos y periodistas en los miércoles de protesta.

“No me queda la menor duda de que tenemos infiltrados en la oposición”, denunció este lunes el diputado Alberto Lacayo, miembro del Partido Liberal Independiente (PLI).

Lacayo mencionó los casos en el pasado de los miembros de la Alianza Liberal Nicaragüense (ALN), a quienes calificó como espías del orteguismo, pero no se atrevió a mencionar los del presente.

Con Lacayo coincide el exdiputado, José Pallais, expresidente de la comisión de gobernación de la Asamblea Nacional.

Lea: ¿Infiltrados del orteguismo?

Pallais dice que el FSLN infiltra a los partidos opositores, valiéndose de técnicas de Inteligencia.
No cree, sin embargo, que sean masivas, pero Pallais habla de “infiltraciones selectivas y de calidad”.
“Es de calidad conspirativa”, reiteró.

Pallais aseguró que una de las características de los infiltrados es socializar y ponerse al servicio del partido y de la patria.

“Actúan muy calladitos, pasan informes y luego su acción es identificar a los principales cuadros para trabajarlos en sus barrios y neutralizarlos”, advierte Pallais.

UNA PRÁCTICA COMÚN

El diputado Lacayo señala que las infiltraciones del Gobierno son muy solapadas y que es una práctica muy común en el Gobierno actual.

“Nos tienen infiltrados y no me atrevo a dar nombres, pero el objetivo es minar el trabajo político del PLI”, asegura Alberto Lacayo.

OPERACIONES CON TURBAS

El diputado opositor denunció que “las turbas” que atacan a los opositores en los “miércoles de protesta” por demandas electorales forman parte de ese tejido conspirador para tratar de debilitar la acción política opositora. “Lo vemos en las marchas, nos infiltraron y después crearon turbas sanguinolientes (sanguinolentas) que nos agreden porque nos hemos parado de frente contra el Frente”, asegura Alberto Lacayo.

En ese contexto señala que “desafortunadamente el orteguismo cuenta con tantos recursos económicos y estos individuos infiltrados son tan baratos de comprar que es fácil conseguirlos y adquirirlos para tratar de minar la fortaleza del PLI, pero no creo que vayan a lograrlo porque los hemos detectado en el camino”.

Lacayo también asegura que el espionaje orteguista también interviene teléfonos y celulares.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: