Feniba pretende organizar Campeonato Nacional en la categoría Peewe

La Feniba tiene previsto realizar como federación primer campeonato nacional para promover con mayor intensidad esta categoría en el 2016.

Nemesio Porras, presidente de Feniba, entrega medalla a niño participante en el Torneo Invitacional Pee wee de Beisbol. Foto LA PRENSA Roberto Fonseca

Los niños no tenían uniformes, les llegó una invitación de la Federación Nicaragüense de Beisbol Asociado (Feniba) para participar en el segundo campeonato Pee Wee, niños de cuatro a siete años, y se hizo lo imposible para que los felinos en miniatura llegaran a Managua. “Prestamos uniformes a un equipo de la categoría A”, recordó Fernando Baca, mánager del equipo leonés.

Así de complicado es para algunos departamentos del país formar equipos de esa categoría, la cual en la actualidad la Feniba está mejorando cada día las condiciones, y espera que para el próximo año hacer un torneo oficial a nivel nacional con todas las condiciones que necesitan los equipos Pee Wee del país.

“Los Eddy” decían las camisas de los infantes leoneses, quienes jugaban por primera vez de manera oficial. “Buscamos a niños que siempre juegan en las calles para que sigan los pasos del beisbol”, relató Baca.

“Nosotros hicimos una invitación abierta, porque pretendemos que los niños se cultivan y dejemos una buena herencia a estos niños. Solamente teníamos 50,000 córdobas para todo el evento, y admiro a los 108 padres de familia que vinieron y tomaron el reto de venir con sus hijos a este campeonato. Aquí se les dio alimentación y hospedaje. Con el esfuerzo de todos y el apoyo del gobierno el próximo año será mejor, pero todo inicio es duro”, explicó Nemesio Porras, presidente de Feniba, quien estuvo bajo el sol durante todo el desarrollo del torneo.

“Nosotros somos de la Trinidad, en Estelí no se juega en esta categoría, tenemos que ir a Palacagüina a jugar o a otros lugares. Y agradecemos a la Feniba por esta buena iniciativa. Nos han tratado de lo mejor a todos y uno se alegra de ver a nuestros niños felices”, indicó Nora Olivas Dávila, madre de uno de los niños que participaban en el torneo.

Aquí el resultado fue lo de menos, Porras entregó 108 medallas, es decir cada niño que se barrió en las bases, saltó por un batazo y gritó alentando a sus compañeros recibieron su primer estímulo en la senda del beisbol, el deporte rey.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: