El Oriental derrota a los Tigres y vuelva a la cima

Quienes pensaron que el Oriental había bajado los brazos en su lucha por avanzar directo a la Final de la Liga Profesional, ayer se percataron que no estaban en lo cierto. La tropa granadina fue agresiva y derrotó 5-3 a los Tigres, para provocar nuevo empate en la cima.

Darwin Cubillán LA PRENSA/Archivo

Quienes pensaron que el Oriental había bajado los brazos en su lucha por avanzar directo a la Final de la Liga Profesional, ayer se percataron que no estaban en lo cierto. La tropa granadina fue agresiva y derrotó 5-3 a los Tigres, para provocar nuevo empate en la cima.

El Oriental no anduvo por las ramas y con un ataque de ocho hits, entre ellos jonrón de Moisés Flores (1) y una notable faena de Róger Luque (5-2), logró imponerse a unos felinos que trataban de lucirse frente a sus seguidores.

En el propio inicio del juego, el Oriental se adueñó del marcador, cuando sencillo de José Campusano, fue seguido por doble Yosmani Guerra para un 1-0, que significó la primera herida en el brazo de Abraham Elvira (3-5).

Los sultanecos dieron otro arponazo en el segundo, cuando Flores se voló la cerca con Juan Oviedo en las bases y ampliaron la ventaja a 3-0, lo que permitió amortiguar una primera dificultad de Luque en el cierre del segundo, cuando los Tigres se acercaron 3-1.

Curt Smith recibió boleto y avanzó hasta el plato, después de sencillo de Marvin Martínez y rola al cuadro de Jem Argeñal por los chinandeganos. Pero Luque mantuvo el equilibrio y sostuvo la ventaja en el marcador.

Y para despejar las dudas, el Oriental fabricó dos carreras más en el tercero, cuando Oviedo y Flores descagaron cañonazos remolcadores, que incrementaron la ventaja a 5-1, que se volvería inalcanzable para los felinos.

Luque dio paso a Elías Villegas y luego Milton Benavides se hizo cargo de la colina, pero los Tigres lo agredieron con par de carreras en el octavo, donde destacó doble de Smith, forzando el ingreso de Darwin Cubillán para apagar el fuego.

Cubillán dominó a Argeñal para cerrar el octavo y luego en el noveno, a pesar de tolerar dos hits, no permitió carreras y preservo la victoria granadina, que de paso significó su rescate 15 de la campaña, todo un récord para la Liga Nicaragüense de Beisbo Profesional.