Ortega mostró su lado oscuro

Álvaro Leiva, secretario ejecutivo de la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (ANPDH), opina sobre sobre la actitud de Daniel Ortega ante la crisis de los emigrantes cubanos.

En una imagen de hace dos años, la familia presidencial de Nicaragua junto a Raúl Castro. Foto/Archivo/LA PRENSA/EFE

El ejecutivo de Daniel Ortega ratificó con el caso de los cubanos su posición de incumplimiento de derechos humanos, según Álvaro Leiva, secretario ejecutivo de la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (ANPDH).

Leiva dijo que Ortega está reafirmando una postura “que ya era conocida por la comunidad internacional y por la sociedad nicaragüense”, en referencia a las denuncias de violaciones a derechos humanos a nivel local que suman a la posición de impedir por la fuerza el paso a los cubanos que viajaban buscando Estados Unidos y se quedaron varados en Costa Rica.

“Con sus actuares han venido a alterar la paz social, jurídica; han debilitado el Estado de Derecho de nuestro país poniendo en contradicciones a nuestra sociedad, que a lo largo de la historia hemos sido víctimas de sufrimientos y derramamientos de sangre”, lamentó el activista.

La administración de Ortega no se ha pronunciado sobre el acuerdo tomado en el Sistema de Integración Centroamericana (SICA), que permitirá la salida de los cubanos; una reunión a la que Nicaragua no asistió.

Por tercer día consecutivo la primera dama Rosario Murillo, portavoz del Gobierno, no se refirió al tema ni a los cuestionamientos que le han hecho. Saludó la revolución cubana, que este primero de enero cumple 57 años.

“Entre tanta lucha, el afán y compromiso de victorias del valiente pueblo cubano validan la épica revolucionaria de Fidel y Raúl, entrando triunfantes a La Habana y a la historia, para seguir haciendo patria”, exaltó Murillo.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: