Policía aún no permite entrega de alimentos a capesinos

El dirigente campesino Jaime Maradiaga, advirtió que con o sin autorización de la Policía, este sábado 2 de enero entregará la ayuda a los afectados por la sequía

Los alimentos volvieron a ser retenidos el pasado 30 de diciembre.

Mientras las familias campesinas de Santa María, Nueva Segovia, continuaban con las presiones para que les fuese entregado un poco de alimento de los 250 quintales que les enviaron a través de la iglesia católica, la Policía aún no permitía su distribución.

El dirigente campesino Jaime Maradiaga, advirtió que con autorización o sin ella, este sábado 2 de enero entregará la ayuda.

«Llueva,truene o relampaguee», dijo Maradiaga, la comida será entregada este sábado a las familias afectadas por la sequía.

La Policía visitó este viernes la casa de este, pero únicamente para verificar que los alimentos no han sido tocados.

El dirigente campesino manifestó que se siente presionado, no solo por la demanda de las familias que urgen la ayuda, sino porque considera que la Policía lo mantiene «vigilado».

La situación que enfrenta, Maradiaga la comunicó al párroco Julio López, pero según explicó el dirigente campesino, el religioso le recordó que la última palabra la tiene la Policía.

LA PRENSA ha intentado comunicarse con el párroco López pero hasta la fecha no ha sido posible.

Estos alimentos son parte de la ayuda enviada en octubre pasado por productores del sur del país, a familias del sector pero que el Gobierno lo prohibió.