Policía resguarda balnearios de Pochomil y Masachapa

La unidad de fuerzas especiales de la Policía Nacional hizo presencia en terminales de buses y diferentes balnearios del país, donde bañistas acudieron para recibir y celebrar el Año Nuevo 2016.

Por lo menos en los balnearios de Pochomil y Masachapa la presencia policial fue notoria.

Unos 31,000 miembros de la Policía Nacional están presentes en todo el territorio para resguardar la seguridad de la población en las celebraciones de fin de año, con el objetivo de intensificar el Plan de Seguridad de Buena Esperanza, según un medio oficialista.

La unidad de fuerzas especiales de la Policía Nacional hizo presencia en terminales de buses y diferentes balnearios del país, donde bañistas acudieron para recibir y celebrar el Año Nuevo 2016.

Asimismo, oficiales de Tránsito estuvieron dispersos en las diferentes carreteras. En Masachapa y Pochomil, dos de las playas más concurridas en esta temporada, no se reportaron accidentes ni traslados.

“Nuestras fuerzas están en la calle, tenemos un buen número de oficiales manteniendo el orden”, aseguró la capitán Ivania Alvarado, de la subdelegación de Masachapa, que cubre la zona turística, quien además afirma que los conductores han acatado bien las orientaciones de prevención: “Si va a tomar no maneje, y si maneja no tome”.

Una patrulla de Tránsito abarcó el área de Masachapa con alcoholímetros, pues aún no cuentan con radares para resguardar la velocidad de los conductores.

El capitán de la Unidad de fuerzas especiales de la Policía Nacional, Manuel Suazo, aseguró que se dará cobertura a nivel nacional “hasta que nuestro comandante y nuestra jefatura diga”.