Municipio de Santa María, más afectado por sequía

El alcalde del municipio de Santa María, Nueva Segovia, Noel Rivas, reconoció que en esta zona hay unas 1,200 familias afectadas por la sequía.

La escasez de alimentos en las comunidades del municipio de Santa María llevó a decenas de familias a urgir la entrega de una ayuda de productos que la Policía mantuvo retenidos durante cuatro días. LA PRENSA/ J. TORRES

El alcalde del municipio de Santa María, Nueva Segovia, Noel Rivas, reconoció que en esta zona hay unas 1,200 familias afectadas por la sequía y de ese total, unas 700 necesitan ayuda.
No obstante, el alcalde Rivas alega que tanto el Gobierno central como el municipal han impulsado planes de apoyo a los más afectados.

Jaime Maradiaga, dirigente campesino del lugar —quien con ayuda de productores del sur del país logró entregar un poco de ayuda alimenticia a unas 400 familias de ese municipio— contradijo el sábado a Rivas, pues sostuvo que la ayuda del Gobierno ha sido aplicada de forma selectiva.

“Aquí se está beneficiando con 500 paquetes mensuales a las familias”, alegó Rivas. Sin embargo, Maradiaga y muchos de los presentes alegaron que la ayuda únicamente es entregada a personas afines al partido de gobierno.

El sábado, Maradiaga logró distribuir una ayuda de 250 quintales de productos alimenticios enviados por productores de Punta Gorda, La Fonseca y El Tule, la primera ayuda que recibieron muchos de ellos.

“El sistema de gobierno ha venido implementando ayuda pero muchos de los que están acá no han sido beneficiados”, comentó Maradiaga, mientras distribuía los alimentos después de haber sido retenidos durante cuatro días por órdenes policiales.

Hemos tenido problemas de invierno, más que todo. Siempre el Gobierno ha estado anuente ayudándoles (a las familias) con paquetes (alimenticios)”.
Noel Rivas, alcalde de Santa María.

“Hace poco el alcalde decía que el Gobierno le ha dado a todo el mundo, pero aquí la gente le decía ‘a mí no me ha dado’… a lo mejor son cuestiones políticas”, señaló Maradiaga.

Rivas alegó que la ayuda es entregada “a través del paquete del Minsa (Ministerio de Salud) con pesas y todo eso en las familias”.

“La Alcaldía Municipal también ha dado su aporte con paquetes alimenticios, dimos 400 paquetes también como Alcaldía y estamos ahorita trabajando con 250 paquetes más”, sostuvo Rivas quien alegó que el año pasado el Gobierno entregó durante cinco meses paquetes de ochenta libras a todas las familias del lugar.

Al ser consultado sobre el plan previsto por la Alcaldía para enfrentar la situación de escasez de alimentos, durante el presente año, recordó que tienen planes de emergencia pues están conscientes de que será hasta en mayo próximo que los productores puedan volver a sembrar.

Con sacos en mano, los campesinos permanecieron durante horas el pasado sábado hasta que recibieron un poco de alimentos enviados por productores de la zona sur del país. LA PRENSA/J. TORRES
Con sacos en mano, los campesinos permanecieron durante horas el pasado sábado hasta que recibieron un poco de alimentos enviados por productores de la zona sur del país. LA PRENSA/J. TORRES
EMIGRAN A CORTAR CAFÉ

Hernán Maldonado, de 41 años, es uno de los productores de la zona que el año recién pasado perdió dos manzanas de tierra sembradas de frijol y otras dos de maíz.

“Está difícil la vida, ahorita la gente está emigrando a la montaña a cortar café”, comentó Maldonado, quien considera que el corte del café es la única alternativa que tienen en estos momentos, pues en sus comunidades no hay comida.

Ya la gente anda migrando, buscando cortes de café para pasar un tiempo, pero no es para solucionar la situación como decimos nosotros”, señaló Maldonado.

Si embargo, el alcalde Rivas refirió que el corte de café es una actividad a la que comúnmente recurren los campesinos de la zona.

Le hacemos un llamado a las autoridades (…) que en vez de entorpecer este tipo de proyecto que nos ayuden… y que trabajemos de la mano, unidos”.
Jaime Maradiaga, dirigente campesino.

Maradiaga por su parte recordó que Santa María está en el Corredor Seco en Nueva Segovia y considera este municipio como el más afectado por la crisis alimentaria.

También Maradiaga criticó que “en un momento el alcalde dijo que aquí no había necesidad… (cuando) aquí no hubo cosecha, no es porque nosotros seamos haraganes, sino porque el sistema del invierno no prestó las condiciones”.

En la zona siembran frijol, maíz y trigo millón, y no hubo cosecha de ninguno de esos productos “todo se perdió”, lamentó Maradiaga.

El dirigente campesino —a través de quien los productores del sur del país coordinaron un proyecto que denominan “de campesino a campesino”—, aseguró que uno de ellos le comunicó “que tienen comida bastante” y están dispuestos a seguirles apoyando, siempre y cuando las autoridades del Gobierno no les impidan la libre movilización.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: