El Salvador frena deportación de 22 migrantes

Gobierno salvadoreño logra que EE. UU. revise el caso de estos compatriotas, detenidos en redadas realizadas el pasado fin de semana en Georgia, Texas y Carolina del Norte.

deportados

Un grupo de diez menores y cuatro mujeres fueron deportados el miércoles de Estados Unidos hacia Guatemala. LA PRENSA/EFE

Los 22 salvadoreños detenidos entre los pasados días 2 y 3 de enero por las autoridades de inmigración estadounidenses no serán deportados “por el momento”, informó este jueves el canciller de El Salvador, Hugo Martínez.

“Estas personas tienen orden de deportación, pero hemos hecho gestiones extraordinarias, logrando que las autoridades revisen el caso de estos compatriotas, entonces por el momento nadie será traslado a El Salvador”, dijo Martínez durante una rueda de prensa.

El pasado fin de semana la “migra” estadounidense detuvo al menos a 121 migrantes sin papeles, todos oriundos de Centroamérica, en redadas realizadas en Georgia, Texas, y Carolina del Norte.

Autoridades hondureñas y guatemaltecas recibieron el miércoles a las primeras familias detenidas en esas redadas. Diecinueve menores y 14 mujeres llegaron a Honduras, mientras a Guatemala arribaron 14 ciudadanos: 10 niños y 4 mujeres.

AGRADECE A VICEMINISTRA

Martínez, que no precisó dónde fueron detenidos los salvadoreños, explicó que frenaron momentáneamente la deportación “gracias al trabajo que ha realizado la viceministra para los salvadoreños en el Exterior, Liduvina Magarin”. Esta funcionaria viajó el pasado lunes a Texas para verificar la situación de los compatriotas.

El canciller aseguró que las gestiones no garantizan que los salvadoreños no sean definitivamente deportados; sin embargo manifestó que durante este proceso de “revisión de los casos” las personas permanecerán en EE. UU.

“Vamos a esperar que con las gestiones las autoridades reconsideren la decisión o en el peor de los casos ratifiquen la orden de deportación”, agregó Martínez.

TAMBIÉN MEXICANOS

Un cuarto de los 121 inmigrantes detenidos eran mexicanos, dijo el portavoz de la entidad diplomática, Ariel Moutsatsos-Morales, quien llamó “a la comunidad mexicana a mantenerse informada y recordar que este operativo estuvo dirigido únicamente a ciertas familias”.

En diciembre pasado medios estadounidenses informaron que el Gobierno de los EE. UU. preparaba un plan de deportaciones, a partir de este enero, de miles de niños no acompañados y familias centroamericanas que ingresaron ilegalmente antes de mayo de 2014.

En el verano de 2014 EE. UU. experimentó una oleada de inmigración infantil, al recibir mensualmente a unos diez mil niños no acompañados provenientes principalmente de Guatemala, El Salvador y Honduras.

ASESORAMIENTOS

Honduras, El Salvador y Guatemala han instruido a sus consulados en Estados Unidos para que asesoren a compatriotas que lo soliciten o sean afectados por las redadas, según un comunicado divulgado por la cancillería hondureña.

En caso de detención, el personal consular debe “velar por que los derechos humanos de los connacionales sean respetados, garantizando el debido proceso, así como un trato digno y humano”.

En el caso de los menores de edad deben “velar también por que se garantice el principio del interés superior del niño”.

PARLACEN SE PRONUNCIA

El Parlamento Centroamericano (Parlacen) instó “al Gobierno de los Estados Unidos de América (a) que detenga las redadas y que los niños, niñas y adolescentes centroamericanos migrantes no acompañados no sean deportados a sus países de origen, pues sus vidas corren peligro por la acción de las maras”, según una declaración pública de la entidad regional.

Las causas de las migraciones son, de acuerdo con el Parlacen, la crisis económica, violencia de las maras, crimen organizado, el narcotráfico y desastres naturales.