Comienza primera caminata espacial de un astronauta británico

El astronauta Tim Peake se convirtió este viernes en el primer británico en caminar en el espacio, al emprender una delicada misión para reemplazar una unidad eléctrica en la Estación Espacial Internacional (ISS), acompañado del estadounidense Tim Kopra.

El astronauta británico Tim Peake, previo a su viaje hacia la Estación Espacial Internacional. LA PRENSA/AP/Dmitry Lovetsky

El astronauta Tim Peake se convirtió este 15 de enero en el primer británico en caminar en el espacio, al emprender una delicada misión para reemplazar una unidad eléctrica en la Estación Espacial Internacional (ISS), acompañado del estadounidense Tim Kopra.

Peake y Kopra activaron las baterías de sus trajes espaciales a las 12H48 GMT, marcando el debut oficial en una caminata espacial del astronauta británico, quien también fue el primero de su país en viajar a la ISS.

En un blog publicado el jueves, Peake dijo que se sentía «emocionado», pero aclaró que «no tenía tiempo para pensar en estas emociones».

El astronauta de 43 años debe transportar un voluminoso componente llamado unidad de derivación secuencial, contenido en una bolsa blanca tan grande como una maleta, que pesa unos 90 kg en la Tierra.

Tim Peake al salir de la Estación Espacial Internacional. Foto de la Agencia Espacial Europea

Peake, de la Agencia Espacial Europea (ESA), cargaría la unidad hasta el final de la Estación Espacial, a unos 60 metros de la salida, acompañado de Kopra (52), quien llevaba las herramientas necesarias para el trabajo en su tercera caminata espacial.

El trabajo debe coincidir exactamente con los minutos en que ISS ingresa en la oscuridad para evitar que se genere cualquier chispa debido a la corriente eléctrica dentro del equipo, que opera con energía solar.

La ISS gira alrededor de la Tierra cada 90 minutos, 31 de los cuales pasa en la oscuridad.

En este enlace puede ver en vivo la caminata espacial.

La primera oportunidad de realizar el trabajo nocturno sería a las 13:37 GMT, dijo el comentarista de la NASA, Rob Navias.

En una caminata espacial que debería durar seis horas y media, los astronautas también instalarán cables para el futuro adaptador del puerto de amarre de la ISS, destinado a aeronaves comerciales estadounidenses y retirarán una lámpara conectada a una cámara que ya no funciona. Cada paso de la misión ha sido «meticulosamente planeado», dijo Peake en el blog. «Pero creo que nada puede prepararte para la sensación de estar afuera de la nave, en el vacío del espacio».

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: