OMS: “Epidemia de ébola llega a su fin”

Las cifras son aterradoras: casi 23,000 niños perdieron al menos uno de sus padres. Unos 17,000 sobrevivientes padecen efectos colaterales misteriosos y prolongados.

La ONG Médicos Sin Fronteras tuvo que duplicar su capacidad de acogida en sus centros antiébola, pero en el punto álgido de la epidemia, se vio obligada a rechazar a varios pacientes por falta de sitio. LA PRENSA/AFP

La Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró ayer finalizada la epidemia de ébola más mortífera de la historia después de la ausencia de casos nuevos en Liberia, aunque las autoridades sanitarias advierten que pasarán meses antes de que se considere al mundo libre de la enfermedad que cobró 11,300 vidas en dos años.

Las cifras son aterradoras: casi 23,000 niños perdieron al menos uno de sus padres. Unos 17,000 sobrevivientes padecen efectos colaterales misteriosos y prolongados.

Los estudios descubren constantemente nueva información sobre la persistencia del virus en los fluidos orgánicos.

El ébola se transmite por contacto directo con los fluidos de enfermos o cadáveres. Se considera que un país está libre cuando pasan dos períodos de incubación de 21 días sin que haya nuevos casos.

En Liberia reinaba un cauto optimismo sobre la posibilidad de llegar al hito de 42 días sin nuevos casos. El Ministerio de Salud realiza análisis de ébola en cadáveres antes de su entierro y permanece atento a casos sospechosos.

MANTENERSE ALERTA

“Si bien este es un hito importante y un paso adelante, debemos decir que la tarea todavía no está concluida”, dijo Rick Brennan, director de evaluación de riesgos y respuesta humanitaria de emergencia de la OMS.

“Existe todavía el riesgo de reaparición de la enfermedad debido a la persistencia del virus en algunos sobrevivientes”, agregó.

Liberia fue declarada libre del mal en mayo y en septiembre pasado, pero en ambas ocasiones aparecieron nuevos casos. Aunque el más reciente confundió a los científicos porque no estaban claro de dónde venía.

La OMS dice que esos casos “probablemente son el resultado de la persistencia del virus en los sobrevivientes, incluso después de su recuperación”.

Preocupa el hecho, conocido recientemente, de que el ébola sigue presente en el semen de algunos sobrevivientes hasta un año después. La OMS dijo que el ébola “en algunos pocos casos se puede transmitir a la pareja”.

MÁS MORTAL DE A HISTORIA

Esta epidemia, la más mortífera desde que se identificó el virus hace cuarenta años, comenzó en diciembre de 2013 en Guinea y se propagó rápidamente a las vecinas

Liberia y Sierra Leona, los tres países más afectados, antes de golpear en menor medida a Nigeria y Malí.

El virus afectó en total a diez países, incluidos España y Estados Unidos, y causó 11,315 fallecidos entre los 28,637 casos registrados.

Este balance de víctimas es superior al de todas las epidemias de ébola acumuladas desde la identificación del virus en el centro de África en 1976.

Tras Sierra Leona el 7 de noviembre de 2015 y Guinea, el 29 de diciembre pasado, Liberia fue declarada libre del virus.

NO TOCAR A LOS MUERTOS

El ébola transformó la vida cotidiana en los países afectados, donde se pidió a los habitantes que evitaran cualquier contacto físico entre ellos y también con los muertos.

La prohibición suscitó el rechazo de la población, a causa de los ritos funerarios que implican el lavado de los cadáveres. “Algunos días recogíamos más de cuarenta o cincuenta cuerpos”, recuerda en Liberia Naomi Tegbeh, superviviente que se hacía cargo de los cadáveres más contagiosos.