INE: Enacal recibe fondo de pobreza

El año pasado el FCP recibió el 23 por ciento del ahorro petrolero, que equivale a 35.6 millones de dólares, que según David Castillo, presidente del INE, se desviaron de la tarifa para subsidiar el servicio de agua potable.

El presidente ejecutivo del INE, David Castillo, sostuvo que Enacal se beneficia con el Fondo de Combate a la Pobreza LA PRENSA/ARCHIVO

Tras el anuncio del Instituto Nicaragüense de Energía (INE) de la leve baja del cuatro por ciento en la tarifa eléctrica, expertos en materia energética opinan que si se anulara el Fondo de Combate a la Pobreza (FCP), que surgió con la aprobación de la Ley 898, la medida en el sector lograría un alivio sustancial en el bolsillo de los nicaragüenses, que superaría el diez por ciento.

El año pasado el FCP recibió el 23 por ciento del ahorro petrolero, que equivale a 35.6 millones de dólares, que según David Castillo, presidente del INE, se desviaron de la tarifa para subsidiar el servicio de agua potable.

“El principal Fondo de Combate a la Pobreza que está manejando Hacienda (Ministerio de Hacienda y Crédito Público) es mantenernos la tarifa de agua estable; Enacal tiene grandes problemas y si no se le ayuda, Hacienda tendría que subir la tarifa de agua, pero como tenemos este fondo no nos sube la tarifa”, dijo Castillo.

El ingeniero eléctrico Fernando Bárcenas indica que lo ideal es que la Asamblea Nacional y el Ministerio de Hacienda y Crédito Público den a conocer en qué se distribuye dicho fondo, pues si Enacal recibiera un subsidio, no estaría en crisis.

“Si Enacal no toma medidas para frenar esas pérdidas (por la fuga de agua que bombea), si bota todo el consumo energético, entonces este subsidio se estaría perdiendo por la ineficiencia de Enacal, pero realmente se desconoce, porque es un fondo manejado bajo discreción y yo no creo que ese fondo sea para Enacal”, dijo Bárcenas, quien agregó que dicha institución pierde el cuarenta por ciento de la energía.

Oscar Carrión Orozco, analista en temas energéticos, manifestó que el mejor combate a la pobreza es que el pueblo goce de una energía más barata.

“Este fondo es una forma de sacar dinero del bolsillo y meterlo a otro, un fondo discrecional, es un mecanismo para aplicar beneficios a ciertas personas, esto responde a intereses oscuros”, aseguró Carrión.

NO RECIBE SUBSIDIO

No obstante Ruth Herrera, expresidenta de Enacal, sostuvo que David Castillo está justificando “el robo” que le están haciendo a los usuarios al quitarle de la tarifa millones de dólares para asignarlo a una bolsa que se desconoce su fin.

“No es cierto que le esté dando un subsidio a Enacal, si la empresa siempre está rezagada con los proveedores, rezagada con el pago de energía y con todo, Enacal está sobreendeudada. ¿Quién sabe a dónde va ese fondo? Pero lo que sé es que no va dirigido a Enacal y nos están robando, porque estamos pagando una energía más cara, mientras alguien se está quedando con nuestra rebaja”, dijo Herrera.

Agregó que en todo caso tampoco los ciudadanos están en la obligación de dar un subsidio, pues eso le corresponde al Estado.

PRÉSTAMO Y DONACIÓN

Bárcenas analiza que cuando el petróleo subió se obligó al pueblo a asumir un préstamo en condiciones arbitrarias y ahora que el precio bajó el pueblo sigue sin gozar del beneficio.

“Incluso el préstamo fue con intereses decididos discrecionalmente. Y cuando el petróleo baja, se nos sustrae una parte significativa del ahorro, como una donación impuesta, sin que los consumidores recuperemos nunca dicho fondo ni recibamos intereses por el mismo”, dijo Bárcenas.

Para Carrión esto debe hacer reaccionar al pueblo, que está siendo burlado.

“Lo cierto es que como pueblo deberíamos reaccionar con mayor contundencia, porque es dinero en efectivo que nos sacan de los bolsillos a más de medio millón de clientes no cubiertos con los 150 kilovatios hora mensuales”, añadió Carrión.

Este año el Gobierno pretende asignar 43 millones de dólares, provenientes del ahorro petrolero, al Fondo de Combate a la Pobreza.

FRENAR PÉRDIDAS ENERGÉTICAS

Por otra parte los empresarios opinan que los usuarios no pueden experimentar una reducción mayor porque hay varios problemas de fondo, como el desfase del pliego tarifario y el incremento de las pérdidas energéticas.

Rosendo Mayorga, presidente de la Cámara de Comercio y Servicios de Nicaragua (CCSN), dijo que la reducción tarifaria no fue suficiente, pero se podría lograr tener un alivio mayor si el país lograra reducir la pérdidas, que en un 16 por ciento son asumidas por los usuarios.

“Como sector comercio nosotros seguimos insatisfechos, no podemos seguir subsidiando a otros sectores, no nos pueden tratar como ciudadanos de otra categoría, creemos que mientras sigamos enfocados en la reducción de la energía con los costos del combustible no es suficiente, debemos ser más eficientes y enfocarnos en frenar las pérdidas de energía y así vamos a sacar mayores réditos”, dijo Mayorga.

César Zamora, presidente de la Cámara de Energía, coincide con Mayorga y propone que el Fondo de Combate a la Pobreza sea destinado a disminuir las pérdidas energéticas.

Actualmente las pérdidas técnicas andan en un veinte por ciento, cuando el promedio en la región es del 11 por ciento.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: