LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD

Hoy se cumplen

14
días

desde que nuestras instalaciones fueron tomadas y nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann fue detenido.

con las instalaciones tomadas y nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann detenido.

Everth Cabrera luce fuera de condición física, sin embargo dice que entrena por las mañanas cerca de su casa. LAPRENSA/ JADER FLORES

Everth Cabrera, levántate y pelea

Entre cuatro paredes Everth Cabrera estaba en un laberinto, ahí encierra toda la variedad de temperamentos y características que ofrece su vida, su mente y su actuar.

Entre cuatro paredes Everth Cabrera estaba en un laberinto, ahí encierra toda la variedad de temperamentos y características que ofrece su vida, su mente y su actuar. La misión suprema del artista nandaimeño ha caído, a pesar de ello está con aliento. Tuvo la valentía de salir al público, enfrentar a la prensa y a sus demonios internos. Con el rostro de velorio y un físico descuidado advirtió: “Ya estoy recuperado”.

Es difícil olvidar los meses turbulentos en los cuales vivió, causando estragos en su pueblo, sufriendo los embates del licor y la droga. Ese es otro Cabrera, la figura que se desfiguró, una gama de ansias truncadas, ese es un pelotero que no quiso seguir tendiendo puentes entre sus sueños, mientras sus familiares y amigos derrochaban estérilmente miles de ideas para apoyar a la persona que estaba destruyendo al pelotero.

“Esto es lo más duro que he pasado en mi carrera y en mi vida personal”, relata Cabrera, su pozo de la tranquilidad estaba seco. Y aunque el paso que ha dado al aceptar que su mente está difusa de sus acciones, es muy prematuro juzgar si ya resucitó de la nada a ser otro, por el momento vale la pena decirle: levántate y pelea, porque a los 28 años la vida está en el punto de ebullición, porque si deja que el gancho de los problemas lo destruya, se apagará una de las pocas figuras de Nicaragua, y porque no sería el pionero en salir del fango, Alexis Argüello lo hizo con la droga y Denis Martínez con el alcohol, Cabrera lidia con ambos demonios.

UN CAMINO COMPLICADO

¿Cuánto tiempo pasaste internado en el Hospital Psico Social de Managua?

Estuve entre 10 y 12 días, pero de nada sirve tener a los mejores médicos si no hay motivación por cambiar en uno mismo.

¿Costó que te dieras cuenta de tu error?

Sí, en el fondo uno sabe que algo anda mal, pero siempre se desvía. Ahora todo es diferente. Ya estoy entrenando y soy una nueva persona por mi familia, mis tres hijos y sobre todo porque yo quiero mejorar por mi bien.

¿Qué te hace caer en la adicción?

Eso es algo difícil de explicar, pero yo lo resumiría que todo empezó desde que a mí me suspenden, ahí me sentí frustrado. Tenía un sueño y eso me bajó la moral, luego pasó el incidente en San Diego y cada cosa me llevó a esto.

¿Qué te da seguridad para decir que ya no volverás a caer?

Todo se trata de actitud y la actitud siempre la he tenido, si pude llegar a Grandes Ligas, lo cual es más difícil, yo puedo salir de este bache.

PLANES PARA EL 2016

¿Qué ambiciones tenés para este año?

Yo soy ambicioso. Primero quiero volver a tener buena condición física, tengo tres meses sin entrenar, hasta hace cinco días que inicié por mi cuenta. Me gustaría una oportunidad en el exterior aunque también sería bueno tener un año solo para la familia, si no podría jugar en el Campeonato Nacional.

¿Y el Preclásico?

Ya hablé con Marvin Benard, quiero jugar y espero dar lo mejor de mí y ganar ese torneo. Para esa fecha ya estaré listo.

MEJOR AQUÍ

Luego de conocer la situación de adicción la cual Everth Cabrera, el presidente de Feniba, Nemesio Porras insistió para conseguirle un tratamiento avanzado en Cuba.

“Decidí no salir de Nicaragua porque quiero estar cerca de Mi familia. Ya estoy recuperado y lo he hecho aquí. También estoy pensando en montar una academia y ayudar a jóvenes para que salgan como yo de las cosas duras”, explicó el ex Big Leaguer.

SIGUE CON BORAS

El nandaimeño Everth Cabrera aseguró que todavía trabaja con el agente de Grandes Ligas, Scott Boras, quien maneja la carrera de grandes figuras del beisbol. “Todavía sigo con Boras, es falso que ya no estoy con él, nosotros tenemos una relación más allá de trabajo. Él me ha enseñado mucho de la vida y es un placer trabajar para un agente de su calidad”.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: