Reto de “pelones”

El lente de Aquí Entre Nos se fue hasta la UCA para conocer cómo se sienten los futuros profesionales del país

La Prensa/Agencias

Son muchos los jóvenes que en este año entran a un nuevo mundo: la universidad. Fobia, emoción o tranquilidad son sentimientos que se adueñan de estas tres historias que el “suple” te presenta. ¡Conocelas!

El lente de Aquí Entre Nos se fue hasta la UCA para conocer cómo se sienten los futuros profesionales del país.
Allí nos encontramos a Anaís, Néstor y Sebastián, tres jóvenes que están listos para dar la bienvenida al nuevo año educativo. Ellos cuentan cómo ha sido la transición de colegio a universidad y cómo esperan alcanzar sus objetivos.

INVASIÓN FOBIA

La Prensa/Lissa Villagra
Su colegio de secundaria estaba ubicado a media cuadra de su casa. Ahora, para Anaís Guevara Estrada saber que está a pocos días de iniciar la universidad y que le tocará emprender una nueva aventura en los buses le aterra.

Pero el problema para ella no es la “hora pico” ni el bus, sino la incertidumbre de cómo será el cambio que vivirá. “Sinceramente le tengo fobia”, expresa Anaís, refiriéndose a la idea de hacer nuevos amigos, los estudios y los profesores.

Sin embargo, más que el miedo al “cambio radical de vida”, que tendrá esta chica de 17 años, ella está consciente que es parte del proceso de crecimiento de la persona. “Sé que esto es un cambio para caminar sola y no con nuestros padres”. Así que no cunda el pánico, Anaís está decidida a que este 2016 sea todo un éxito. “Lo que haré es concentrarme en mis estudios y dejar ver mis habilidades para unirme a los diferentes grupos de la universidad”, comenta.

HASTA PRONTO DULCE HOGAR

La Prensa/Lissa Villagra
Lo que más extrañará Néstor Rodríguez Tinoco, de su Matagalpa, es sin duda su familia y amigos. A él le tocó decir adiós, temporalmente, a su dulce hogar para ir detrás de su sueño que es convertirse en ingeniero industrial.

Aquí en la capital, Néstor vivirá una nueva experiencia “en combo”. ¿Cómo así? Universidad, casa, amigos y lidiar no solo con el transporte público sino también con el clima.

¿Y cómo está preparado para el nuevo mundo? “Con la ayuda de Dios espero un buen año”, dice este chavalo de 17 años.
Expresa que no tiene miedo a  su nuevo estado, pero sabe que será difícil. La clave para que sus metas se cumplan será “ser constante y responsable” con su rol de estudiante.

TODO BAJO CONTROL

tema1
Su personalidad relajada hace evidente que Sebastián Moreno tiene bajo control su concepto de universidad.
“Siento que vengo preparado”, resalta. Culminó su secundaria como buen alumno lo que hace sentirse confiado con las clases que recibirá, aunque confiesa que espera que “no sea difícil” su primer año “universitario”. Lo que más extrañará de la “secun” es usar el uniforme.

Pero, ¿Qué espera del 2016? “Estudiar, prepararme y tener una mente abierta para hacer amigos y para ayudar en los proyectos de la ‘U’”, resalta.

TOMA NOTA

También hablamos aquí entre nos con la psicóloga Onelia Alegría y ella nos cuenta que una vez que estés de acuerdo con tu carrera profesional, luego que sepas en qué consiste y cuáles son sus funciones, debés elegir a tus amistades por tu afinidad.

Sabemos que todo inicio es duro, pero no te preocupés que “todo se va a ir colocando ” en su lugar mediante pase el tiempo, así que no te apresurés a querer hacer amigos en el primer día de clases. ¿Y qué pasa con el “profe”? “Que los chicos no tengan miedo a preguntar al profesor, creo que el más interesado a que uno aprenda es él. El punto es que no se queden con la duda”, aconseja Onelia.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: