Sigue crisis por precio del ganado

Aunque la reunión prevista para esta mañana con la industria fue pospuesta para el miércoles, los ganaderos siguen apostando al diálogo para resolver la crisis generada por la reducción del precio aplicada por los mataderos. Mientras tanto, la decisión de los productores de no vender al precio actual ha reducido la recepción de ganado en las subastas y el sacrificio en las plantas industriales. Pero aún no afecta a algunos rastros municipales.

Según el Cetrex, entre el 1 y el 22 de enero de este año el país ha recibido 4.35 dólares por cada kilo de carne y despojos enviados al mercado externo. En ese período del año pasado el precio fue de 5.08 dólares por kilo. LA PRENSA/ARCHIVO

Aunque la reunión prevista para esta mañana con la industria fue pospuesta para el miércoles, los ganaderos siguen apostando al diálogo para resolver la crisis generada por la reducción del precio aplicada por los mataderos. Mientras tanto, la decisión de los productores de no vender al precio actual ha reducido la recepción de ganado en las subastas y el sacrificio en las plantas industriales. Pero aún no afecta a algunos rastros municipales.

En agosto del 2015 los mataderos pagaban 120 córdobas por el kilo en canal caliente. Pero desde los últimos meses del año pasado ese precio ha registrado varias mermas, hasta ubicarse actualmente en 80 córdobas el kilo para las vacas y 90 córdobas para los novillos.

Según Sergio Figueroa, directivo de la subasta La Chontaleña, “la comercialización de ganado ha bajado porque los productores están reteniendo sus animales en espera de un mejor precio”. Eso ha provocado que la recepción promedio se reduzca en al menos treinta por ciento al pasar de quinientas reses por día a solo trescientos cincuenta.

Al ser facilitadoras del abastecimiento del ganado a los mataderos, rastros y particulares, las subastas reciben una comisión. Por lo que la baja en la comercialización afecta los ingresos que perciben.

Ezequiel Guido, responsable del rastro municipal de Juigalpa, Chontales, aseguró que el promedio de matanza se mantiene porque muchos productores ven como una buena opción la comercialización con los matarifes que utilizan el rastro. Ellos pagan entre 38 y 42 córdobas por kilo y sacrifican entre seis y doce reses por día.

Por su parte Julio Castillo, presidente de la Asociación de Ganaderos de Granada, dijo conocer que el Matadero San Martín de Nandaime, sacrificaba entre mil y mil doscientas reses por día, pero en los últimos meses ese volumen se ha reducido a la mitad.

Castillo dice no entender por qué los precios del kilo en canal caliente se han reducido tanto, “si a nivel internacional se mantiene el precio de la carne y en especial en Estados Unidos”, que es el principal comprador de la carne local.
Además aseguró que en el mercado nacional el consumidor está comprando la carne al mismo precio. Castillo considera que “hay que preguntar dónde queda ese margen de utilidades porque el precio de carne en el mercado local se mantiene caro”.

POSPONEN ENCUENTRO

La reunión prevista para esta mañana entre dirigentes de la Federación de Asociaciones Ganaderas de Nicaragua (Faganic) y de la Cámara Nicaragüense de Plantas Exportadoras de Carne Bovina (Canicarne), para buscar solución a la caída del precio, se pospuso para el miércoles por la tarde.

Canicarne solicitó el cambio porque esta mañana se realiza en Faganic una asamblea con la participación de representantes de organizaciones ganaderas de todo el país, dijo el vicepresidente de la organización Álvaro Vargas.

El encuentro del miércoles se realizará en las oficinas de la Unión de Productores Agropecuarios de Nicaragua (Upanic) con la participación de Canicarne y representantes de todas las organizaciones ganaderas y cooperativas lácteas del país.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: