Bono solidario “ajustará” salario a docentes nicaragüenses

Este año el Gobierno podría anunciar un ajuste salarial de hasta 17.5 por ciento para el magisterio del país porque —además del ajuste fijo de cinco por ciento que recibirán como trabajadores del Estado— el denominado bono solidario de 750 córdobas que reciben unos 46,409 será incorporado al salario.

Los educadores regresaron de vacaciones el pasado 25 de enero a las escuelas para preparar sus clases de inicio del año escolar 2016. LA PRENSA/ ARCHIVO

Este año el Gobierno podría anunciar un ajuste salarial de hasta 17.5 por ciento para el magisterio del país porque —además del ajuste fijo de cinco por ciento que recibirán como trabajadores del Estado— el denominado bono solidario de 750 córdobas que reciben unos 46,409 será incorporado al salario.

“Se ha concluido, en consenso con autoridades y representantes gremiales, la revisión del proceso que hace efectivo el ajuste de salario a todos los servidores públicos. Entonces, estamos hablando de un ajuste que se aplicará en el pago del mes de febrero para todas las instituciones del Estado, del cinco por ciento. Un ajuste lineal”, afirmó la vocera del Gobierno, Rosario Murillo, a través de medios oficialistas.

Sin embargo, el economista Adolfo Acevedo afirma que “el ajuste real (que hará este año el Gobierno) para los maestros será de cinco por ciento” porque desde 2010 el bono ya era parte del pago mensual que recibían los educadores.

Murillo dijo este jueves que “hay un ajuste para 58,111 plazas de maestros, incorporando el bono solidario al salario; más el ajuste salarial a 46,409 plazas, y un ajuste salarial fijo a 13,402 plazas que no reciben bono solidario”.

Actualmente, el salario básico de un maestro de primaria es de seis mil córdobas mensuales, según el secretario general de la sandinista Asociación Nacional de Educadores de Nicaragua (Anden), José Antonio Zepeda.

Y uno de secundaria devenga un salario básico mensual de 6,400 córdobas. A esto se suma el bono solidario de 750 córdobas que hasta este año no estaba incorporado en el salario de los maestros.

Es decir, que si el Gobierno incorpora el bono como parte del ajuste salarial de los educadores, estos únicamente recibirán un ajuste real de entre 300 y 320 córdobas en primaria y secundaria, respectivamente, según cálculos de Acevedo.

“En el caso de que el cinco por ciento se le aplica al salario básico, entonces el aumento salarial de primaria sería de trescientos córdobas y luego a eso se le sumaría el bono y el aumento sería del 17.5 por ciento. En el caso de que el cinco por ciento se le aplicara a la suma del salario básico más el bono (de 750 córdobas), el aumento sería del 18.1 por ciento”, dijo Acevedo.

Y en el caso de secundaria, “si el cinco por ciento se le aplica al salario básico, el aumento sería de 320 córdobas y a eso se le suma 750 y el aumento total sería de 16.7 por ciento; en el caso de que el cinco por ciento se aplique sobre la suma del salario básico más el bono… el aumento sería de 17 por ciento en el caso de secundaria”, explicó Acevedo.

Con los ajustes anunciados por Murillo y considerando los dos escenarios expuestos anteriormente por Acevedo, el salario de un maestro de primaria oscilaría este año entre 7,050 y 7,087 córdobas y el de secundaria entre 7,470 y 7,487 córdobas.

Los trabajadores administrativos del sistema escolar recibirán un ajuste de nueve por ciento, según detalló Murillo.

AJUSTE A OTROS SECTORES

Para la Policía Nacional, de acuerdo con Murillo, “los salarios de policías operativos, de acuerdo a sus funciones se incrementan en rangos que van desde 985 hasta 2,551, según la especialidad y complejidad de sus funciones determinada por la política de la institución”.

En el caso de los trabajadores de la Salud, unos 14,937 trabajadores recibirán ajustes diferenciados que van desde 9.93 por ciento hasta un máximo de 14 por ciento.

“Los directores y subdirectores, médicos especialistas y subespecialistas contratados por hora, recibirán un incremento lineal del cinco por ciento; y todos los otros cargos el ocho por ciento. Esto será también suscrito en los próximos días, entre el Ministerio de Salud y los movimientos sociales respectivos”, informó Murillo.

DEBEN CUMPLIR METAS MUNDIALES

La octava meta de la Educación Para Todos (EPT) establece que los países deben fortalecer la profesión docente. Es decir, según sus metas específicas, que deben mejorar la formación inicial de los educadores y capacitarlos continuamente para el desarrollo de profesión dentro de las aulas.

Pero además, dentro de las discusiones se incluyó la calidad de vida y remuneración de los educadores.

Los nuevos ajustes salariales serán anunciados oficialmente luego de que el Ministerio de Educación (Mined) y la Asociación Nacional de Educadores de Nicaragua (Anden) firmen los porcentajes de ajuste.