MLB da permiso a cinco y lo niegan a dos nicas para jugar con la Selección

A Roniel Raudes y Evertz Orozco le dicen no, mientras que Jhonny Polanco, Omar Obregón y Leonardo Crawford les dan permiso

Jhonny Polanco será una pieza clave en el bullpen de la Selección en el Preclásico. LA PRENSA/JÁDER FLORES

El talentoso tirador granadino Roniel Raudes, quien en su primer año como profesional en el 2015 impresionó en gran manera a los Medias Rojas de Boston, es uno de dos nicaragüenses firmados que no recibieron permiso para jugar con la Selección Nacional de Beisbol de Nicaragua en el Preclásico Mundial de Beisbol, en marzo próximo en Mexicali.

Junto a Raudes, el también lanzador Evertz Orozco no tiene el visto bueno de su organización para jugar con la Selección. En cambio, Jhonny Polanco, Leonardo Crawford, Carlos González, Omar Obregón, Osman Guetiérrez y Álvaro Rubí recibieron el sí.

“Me acabo de dar cuenta. Estaba emocionado de tener la oportunidad de jugar con la Selección en un torneo tan importante como el Preclásico, pero tengo que seguir las órdenes de mi organización. Yo quería ir”, afirma Raudes, quien la tarde de ayer se enteró de la noticia.

Como contraparte, este es un indicativo positivo sobre la valoración del largirucho tirador granadino de 17 años, que en el 2015 debutó en la Liga de Verano de República Dominicana y terminó en la Liga de Novatos de la Costa del Golfo en los Estados Unidos, ganando el juego del campeonato para Boston en esta categoría.

Raudes tuvo balance de 7-3 y efectividad de 2.81 al sumar su paso por las dos ligas que jugó el año pasado, pero lo más impresionante que es ponchó a 79 bateadores y solo regaló nueve bases por bolas en 73.2 entradas, para una proporción de nueve abanicados por cada boleto que regaló y finalizó con un impresionante WHIP de 0.92.

En tanto, Orozco, el otro nica que no fue “prestado”, viene de su mejor campaña en las Menores, al punto de ser nombrado el Lanzador del Año de los Bravos de Atlanta en la Liga de Novatos de la Costa del Golfo.

Este tirador matagalpa de 21 años y 6’5 de estatura, mostró el año pasado una clara mejoría en su control y está listo para escalar rápidamente en la organización de Atlanta, amparado en su imponente físico y buen arsenal de picheos.

Entre los que recibieron el visto bueno, es alentador contar con el veloz rematador Jhonny Polanco, quien fue tomado por Boston en el draft de la Regla 5, y también podría ser muy útil Carlos González, un tirador estadounidense con raices nicas que el año pasado lanzó en Clase A fuerte y Doble A con los Rojos de Cincinnati.
Ante la duda de la participación de Everth Cabrera, Omar Obregón, de los Bravos de Atlanta, asoma como una buena posibilidad para ocupar un puesto de titular en el infield.

También es alentador poder contar con el talentoso tirador zurdo Leonardo Crawford, de los Dodgers, quien al igual que Raudes tuvo un debut impresionante en su carrera profesional y será promovido a los Estados Unidos, mientras que será interesante observar el progreso del receptor Álvaro Rubí, que fue compañero de equipo de Crawford en Dominicana.

¿Y LOS OTROS?

Los permisos de los bigleaguers y ligas menores invitados al spring training aún están en duda.

En los casos del cotizado prospecto Alex Blandino y del relevista J.C. Ramírez, las Grandes Ligas informaron que los Rojos de Cincinnati evaluarán el caso de cada uno, luego que se reporten al spring training y tendrán una respuestas antes de terminar febrero.

Nicaragua hace planes también con los bigleaguers Erasmo Ramírez (Tampa Bay) y Cheslor Cuthbert (Kansas City).

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: