Vigilantes ante casos de microcefalia

Alrededor de 132 niños afectados con microcefalia atiende anualmente en Nicaragua el Instituto Médico Pedagógico Los Pipitos (IMPP), según Marieliz Rodríguez, directora de dicho centro asistencial.

El virus del zika ha sido asociado por los expertos en Salud al aumento de casos de microcefalia en América Latina. LA PRENSA/ EFE

Alrededor de 132 niños afectados con microcefalia atiende anualmente en Nicaragua el Instituto Médico Pedagógico Los Pipitos (IMPP), según Marieliz Rodríguez, directora de dicho centro asistencial.

Lea: Investigan nexo entre la microcefalia y el virus del zika

Además señaló que algunas veces los menores con microcefalia padecen otras afectaciones congénitas como el síndrome de down.

“Le podría afirmar que de la población que nosotros atendemos (8,000 infantes cada año) el 1. 6 por ciento que corresponde a esos niños han tendido diagnostico de microcefalia” dijo Rodríguez.

También destacó que un niño con microcefalia puede tener una larga vida, aunque no la vaya a desarrollar por completo. Los menores puede tener un llanto débil, sus pies y manos son rígidos o están flácidos.

“Cuando alcanzan los seis años que es cuando todo niño va a la escuela, y aprende él no va tener un nivel de aprendizaje igual a los demás niños”, apuntó Rodríguez.

CEREBRO NO CRECE

La funcionario de Los Pipitos explicó que microcefalia es una alteración del sistema nervioso central. La bóveda craneal debe crecer y expandirse a medida que el cerebro va creciendo. En el caso de la microcefalia el cerebro no crece entonces el cráneo queda pequeño.

Además expresó que las causas para que el cerebro no crezca son cuestiones genéticas o a procesos de mal formaciones congénitas causadas ya sea por infecciones o por sustancias que causan alteraciones durante el proceso de crecimiento del niño en el útero.

“El cerebro va creciendo en los primeros meses de vida del feto, entonces si afecta el zika antes de los siete meses puede causar una alteración en la formación del cerebro”, dijo Rodríguez.

Lea: Brasil: confirman 270 casos de microcefalia

Además señaló que al niño se le mide el perímetro de la cabeza después del nacimiento. El estándar anda entre 34 y 35 centímetros de diámetro a excepción de los prematuros que puede ser un poco menos. En los primeros tres meses de vida del infante debe haber crecido la cabeza aproximadamente dos centímetros y sino crece uno se alarma.

Finalmente Rodríguez destacó que ante la asociación del virus del Zika con la microcefalia están muy pendientes de sus estadísticas y si éstas superan el promedio alertarán inmediatamente al Ministerio de Salud (Minsa).

EN ALERTA

Marieliz Rodríguez, directora del Instituto Médico Pedagógico Los Pipitos (IMPP), aseguró que algunas veces puede nacer el niño y los padres no se da cuenta que presenta microcefalia sino se hace medida de su cabeza la cual debe ser mayor a los 34 o 35 centímetros de diámetro y seguir creciendo los siguientes meses.

”Por ejemplo en el campo si no lo llevaste al centro de salud para que te lo midieran y nació por una partera, entonces en este caso puede pasar inadvertido y te das cuenta hasta que el niño no tiene movimiento y no avanza en su desarrollo como los otros niños”, dijo Rodríguez.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: