¿Adiós a las Comisarías?

A la salida del comisionado general Róger Ramírez, como jefe de la Policía de Managua, se sumarían algunos cambios que el Gobierno estaría preparando en las estructuras de esa institución

policía Nacional,comisaría de la mujer

El traslado de las Comisarías de la Mujer a la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ) ya es del conocimiento de las organizaciones de mujeres. LA PRENSA/ARCHIVO

A la salida del comisionado general Róger Ramírez, como jefe de la Policía de Managua, se sumarían algunos cambios que el Gobierno estaría preparando en las estructuras de esa institución.

Uno de los cambios dentro la Policía podría tener impacto en el servicio a la población, como es el cierre de las Comisarías de la Mujer, que supuestamente están en un proceso de traslado a las Direcciones de Auxilio Judicial (DAJ), según lo que conoce la enlace nacional de la Red de Mujeres contra la Violencia, Reyna Rodríguez.

La información que maneja Rodríguez es que fue “un ordeno” enviado de parte de la vocera gubernamental, Rosario Murillo, y está relacionado con presupuesto.

Esto demuestra, según Rodríguez, que buscan cómo minimizar los delitos de violencia contra las mujeres, lo que indican que retornan al pasado en el tratamiento de este tema.

LA PRENSA consultó a la oficina de Relaciones Públicas de la institución, pero no hubo respuesta.
Extraoficialmente se conoce que a lo interno existe incertidumbre entre los policías de base sobre lo que sucederá en la institución, pues de acuerdo con los rumores que han trascendido, los cambios incluirían la posible salida de la jefa de facto de la Policía, primera comisionada

Aminta Granera. Igual se dice que pasarían a retiro otros cuadros afines al oficialismo que permanecieron en las filas policiales gracias a un decreto emitido en 2010 por el presidente inconstitucional Daniel Ortega y que les permitió extender su estadía en la institución, como es el caso del ahora comisionado general Juan Valle Valle, jefe de Tránsito de Managua, al igual que la sustitución del actual inspector general, Pablo Emilio Ávalos.

Roberto Orozco, especialista en temas de seguridad, recordó que Ramírez era el comisario político y el de confianza de la pareja presidencial, por lo que “era considerado inamovible” dentro de la institución, por lo que estimó que su salida de la institución debió ser debido “a una fuerza mayor”, que haya obligado al Gobierno a moverlo “posiblemente a un punto de refrescamiento”, como es el Migob.

Orozco recordó que hay una buena cantidad de funcionarios policiales de confianza del Gobierno, que pese a que permanecieron en la Policía tras el decreto presidencial que les prorrogó su período, ya podrían estar en tiempos de ser reemplazados.

El especialista estimó que en la actualidad el Gobierno debe estar definiendo quiénes los sustituirán, “porque Ortega no va a dejar que en la Policía haya funcionarios con autonomía funcional”.

POR REALINAMIENTOS

Sobre el nombramiento del exjefe de Managua en Gobernación, la directora del Instituto de Estudios y Estratégicos y Políticas Pública (Ieepp), Elvira Cuadra, dijo: “Entiendo que la salida de la Policía tiene que ver con un realineamiento de algunos cuadros en la jefatura, en función de lo que el Gobierno espera que realice la institución en el transcurso de este año y lo que está por venir”.

Cuadra indicó que habrá que esperar a conocer la incidencia que tendrá el nombramiento de Ramírez, en cuanto al trabajo del Sistema Penitenciario Nacional (SPN) y Dirección General de Migración y Extranjería (DGME), donde ha habido señalamientos de supuestas violaciones a los derechos humanos.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: