Paso a paso del triunfo de los Gigantes en Serie Latinoamericana

Los Gigantes de Rivas resumieron tres victorias y una derrota en su paso en la cuarta edición de la Serie Latinoamericana de Beisbol, de la que son campeones.

Luis Alen anotó una de las 12 carreras de los Gigantes en la final. LA PRENSA/ MAYNOR VALENZUELA

Los Gigantes de Rivas se han convertido en el primer equipo nicaragüense en ganar la Serie Latinoamericana de beisbol profesional, arropados por su público en el Estadio Nacional Denis Martínez.

Pero el paso de los Gigantes en este evento no fue del todo fácil. Hagamos un recuento de cómo el conjunto nicaragüense se convirtió en el campeón del torneo de los equipos campeones de las ligas profesionales de Nicaragua, Colombia, Panamá y México (Liga Veracruzana).

1. DERROTA INMERECIDA

El marcador fue de 6-3 a favor de los Nacionales de Panamá, una derrota clara, pero inmerecida para el equipo que dirige el cubano Germán Mesa.

Tres carreras en el primer episodio ante Paúl Estrada marcaron el rumbo del juego, pero de esas anotaciones solo una fue limpia, pues un error de Ramón Flores propiciaron las otras dos.

Lea: Ramón Flores, “Le cumplimos al país”

Después de remar contra corriente, los Gigantes empataron, pero en la apertura del noveno inning, otras tres carreras de los canaleros arruinaron la fiesta nacional que se vivía en las gradas.

Franquelis Osaria ganó en relevo final, José Luis Sáenz fue el perdedor, mientras que Carlos Quiroz conectó de cuadrangular, el que definió el encuentro en el noveno episodio.

2. RENATO, LA SORPRESA

Con sus cinco innings de solo una carrera Róger Luque se mereció los aplausos, pero fue Renato Morales el que acaparó la atención en el primer triunfo de los Gigantes 4-1 sobre los Caimanes de Colombia.

Lea: Revivió el beisbol en Managua

Morales no estuvo en la alineación en el primer partido, pues venía de temporada discreta y su paso por la postemporada tampoco fue la mejor. Pero la lesión de Rubén Mateo abrió un espacio para el jardinero, que respondió al irse de 3-2 con un remolque.

La tropa local inició perdiendo, pero un rally de tres carreras, incluyendo un remolque de Morales y otro de Ofilio Castro, por un triple, dieron vuelta al marcador.

3. BOLETO A LA FINAL

Como si de una final se tratara, los Gigantes y los Tobis de México se enfrascaron en un duelo de picheo de máximas proporciones, tanto así que el partido terminó 1-0 a favor de los locales, para darles el pase directo a la final.

Jonathan Aristill de los Gigantes y Jorge Ibarra de los Tobis, no permitieron carreras en sus trabajos de aperturas, cediendo la decisión del juego a los relevistas y la mejor parte fue para José Elías Villegas, que ganó con relevo de dos entradas.

El cierre del juego fue de lo más inesperado, pues un imparable del emergente Darrel Campbell, mandado a segunda por un sacrificio y que llegó a tercera tras un robo, fue capitalizado en una mala jugada del destino para los mexicanos. Castro disparó un inofensivo roletazo al pícher Hugo Castellanos, que perdió la bola y se vio obligado a sacar el out en primera, cuando bien pudo “fusilar” en el plato a Campbell.

José Luis Sáenz salvó el juego, no sin antes pasar problemas al permitir que dos hombres se le embasaran.

4. LA VICTORIA

Y ayer, la historia fue una triunfo contundente de 12-3 sobre los Caimanes. Los Gigantes alcanzaron el primer título internacional para la Liga de Beisbol Profesional Nacional, la afición nicaragüense y sus fieles fanáticos de Rivas.

@oscanic