Elecciones republicanas inician en Iowa

El Comité Nacional Republicano (RNC, en inglés) recaudó un total de 105.6 millones de dólares en 2015, el año de mayor recaudación en su historia sin que se hubiese elegido aún el candidato del partido a la Presidencia del país, anunció su presidente, Reince Priebus.

El proceso de primarias para las elecciones presidenciales de Estados Unidos dará comienzo hoy en el estado de Iowa, el primero en someter a votación a los aspirantes de los dos partidos para escoger a sus candidatos a la Casa Blanca para los comicios de noviembre.

Hasta el momento, los sondeos dan una amplia ventaja al magnate Donald Trump, quien ha distinguido su candidatura por ser lejana al aparato del partido y quien incluso barajó la posibilidad de presentarse como independiente.

El Comité Nacional Republicano (RNC, en inglés) recaudó un total de 105.6 millones de dólares en 2015, el año de mayor recaudación en su historia sin que se hubiese elegido aún el candidato del partido a la Presidencia del país, anunció su presidente, Reince Priebus.

El partido recaudó 10 millones de dólares solamente en el mes de diciembre y cuenta con una liquidez de 18.7 millones en efectivo.

“Nuestra recaudación récord de fondos es un testimonio del entusiasmo de Estados Unidos para devolver a un republicano a la Casa Blanca”, dijo Priebus en un comunicado.

“Nuestro éxito es posible gracias a tantas personas dispuestas a apoyar nuestros esfuerzos y que nos han permitido ser la única organización con personal y recursos en todos los estados clave, exclusivamente enfocados en la elección general”, añadió.

Priebus aseguró que la recaudación republicana del pasado año “supera consistentemente” a la del Comité Nacional Demócrata (DNC, en inglés), y confió en que sirva para dar a quien resulte ser su candidato “una ventaja importante sobre los demócratas de cara a la carrera de las elecciones generales a finales de este año”.

El 1 de marzo en el llamado “supermartes” se celebrarán votaciones en más de una decena de estados, entre ellos Alabama, Arkansas, Colorado, Georgia, Massachusetts, Texas y Virginia, para asignar más de 800 delegados demócratas y unos 620 republicanos.