ONGs nombran a presidente Solís enemigo de los tiburones

Sharkproject indica que se declaró a Solís enemigo de los tiburones 2016 debido al "giro radical que ha sufrido la política de protección de los tiburones".

Luis Guillermo solís,Costa Rica,Medio ambiente

Luis Guillermo Solis, presidente de Costa Rica. LA PRENSA/Archivo

Un total de 31 organizaciones ambientalistas internacionales declararon como enemigo de los tiburones 2016 al presidente de Costa Rica, Luis Guillermo Solís, debido a que consideran que en su mandato han habido retrocesos en la protección.

«Es una llamada de atención muy seria al país de que se deben respetar compromisos internacionales que el mismo país ha liderado. Esperamos francamente que el Estado recapacite», declaró este lunes a Acan-Efe el líder de la organización ambientalista Programa Restauración de la Tortuga Marina (Pretoma), Randall Arauz.

El «premio», que había sido otorgado en 2006 al entonces presidente costarricense Abel Pacheco, es entregado por la organización Sharkproject, con sede en Alemania, por medio de una votación de un jurado compuesto de 31 organizaciones internacionales dedicadas a la protección de los océanos.

En un comunicado divulgado en Costa Rica por Pretoma, Sharkproject indica que se declaró a Solís enemigo de los tiburones 2016 debido al «giro radical que ha sufrido la política de protección de los tiburones».

«El presidente Solís ha eliminado de forma sistemática todas las medidas establecidas legalmente para la protección de los tiburones. Es más, su gobierno ha aprobado numerosas nuevas leyes y normativas que favorecen la caza de tiburones y el comercio con aletas», afirma la organización.

Las organizaciones han señalado que durante el Gobierno de Solís se han permitido exportaciones de aletas de tiburón martillo y las declaró de interés público.

El activista Arauz afirmó que uno de los grandes problemas para la protección de los escualos en Costa Rica es la junta directiva del estatal Instituto Costarricense de Pesca y Acuicultura (Incopesca), pues a su juicio está dominada por empresarios con intereses en la pesca de tiburón.

Arauz reiteró que la designación de Solís como enemigo de los tiburones debe servir para que el presidente «vuelva a poner a Costa Rica en la senda del liderazgo en la conservación».

«Hemos estado hablando mucho sobre la convención de especies migratorias. Es una oportunidad para demostrar que Costa Rica está nuevamente con la conservación y protección de los tiburones», manifestó.

Pretoma le pide a Solís que impulse la inclusión del tiburón zorro, el martillo y el sedoso en el Apéndice I del Memorándum de Entendimiento (MdE) de Tiburones

Migratorios de la Convención Para la Conservación de Especies Silvestres (CMS).

Este tema se discutirá entre el 15 y el 19 de febrero en Costa Rica, en el marco de una reunión de Signatarios del Memorándum de Entendimiento.

Según Pretoma, la inclusión de las especies de tiburón en el MdE mejoraría la cooperación regional y global para la conservación de los tiburones.