Tema de violencia pasará inadvertido, dicen organizaciones de mujeres

El traslado de las Comisarías a Auxilio Judicial es considerado por organizaciones defensoras de derechos humanos como una forma de invisibilizar la violencia contra las mujeres y aumentar la impunidad

El hecho de que las Comisarías de la Mujer pudieran pasar bajo la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ) como ha trascendido a las organizaciones de mujeres, tiene como intención invisibilizar la violencia contra la mujer en el país, dicen organizaciones de derechos humanos.

“¿Cuál va a ser la consecuencia? los niveles de impunidad”, manifestó Magaly Quintana, de Católicas por el Derecho a Decidir. En el monitoreo de esa organización registró en enero nueve femicidios, de los cuales solo uno de los victimarios fue capturado, aseguró Magaly Quintana.

La abogada del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), Wendy Flores, califica de grave esta situación pues significa que las víctimas serán atendidas por funcionarios “sin ninguna especialización”. Las Comisarías fueron creadas para brindar protección a las víctimas de la violencia, pero lo que existe “es un proceso de desarticulación que pretende invisibilizar la violencia contra las mujeres y decir que este país no tiene violencia contra la mujer”, señaló Flores, quien recordó que con estas disposiciones, Nicaragua se aleja de los compromisos internacionales en esta materia.

Flores recordó que ya antes con la reglamentación a la Ley 779, Contra la Violencia Hacia la Mujer, hubo un retroceso pues incluyó las consejerías familiares, que las medidas precautelares establecidas contara “prácticamente con la venia de las consejerías familiares” y la mediación para casos de violencia.

Quintana refirió que el cambio no le extraña, pues apuntó que “cuando hay corrupción no hay recurso para las instituciones”.