Tensión en pista aérea de Corn Island

“Los agentes realizaron disparos al aire como cinco veces para ahuyentar a la gente, pero nadie se movió”

Fuerzas especiales de la Policía de Nicaragua llegaron este lunes a Corn Island para resguardar las instalaciones de la terminal área, donde manifestantes isleños protestaban contra la Fuerza Naval. LA PRENSA/J. TORRES

Cientos de habitantes de Corn Island se manifestaron este lunes 1 de febrero sobre la pista de la terminal aérea en contra de las medidas de seguridad que la Fuerza Naval les exige a todas las embarcaciones para que estas obtengan derecho a zarpe. El mismo día, aproximadamente a la 1:00 p.m., un grupo de antimotines de la Policía Nacional llegó desde Managua para contener las protestas.

Según Anthony Obando Espinoza, quien estaba en la manifestación, al atardecer un nutrido grupo de personas se aglomeró a escasos metros de un cordón policial. “Los agentes realizaron disparos al aire como cinco veces para ahuyentar a la gente, pero nadie se movió”, dijo. Sin embargo, cerca de las 7:00 p.m., oficiales de la Policía dialogaban con pescadores para que estos desalojaran la pista.

Las manifestaciones en Corn Island estallaron el domingo 31 de enero en respuesta a repentinas medidas de seguridad que la Fuerza Naval exige a las embarcaciones del país para que salgan al mar o a los lagos.

Lea: Centenares varados en muelles del país

La orden fue emitida por esa división del Ejército de Nicaragua el pasado jueves 28 de enero y los dueños de barcos, capitanes y marinos se vieron obligados a adoptarlas de un día para otro. Ante la imposibilidad de reunir los equipos solicitados en poco tiempo, cientos de isleños han protestado.

Salomón Valdez, exradio-operador de la Fuerza Naval, quien ahora se desempeña como marinero, comerciante y taxista, es uno de los habitantes de Big Corn Island indignado con la medida. “¿Cómo es posible que todos los pangueros o dueños de barcos consigan, en cuestión de horas, los equipos que nos piden? En total la compra de GPS, salvavidas certificados por ellos (Fuerza Naval), bengalas del 2016 —que a lo mejor ni en Managua se consiguen—, anda por los dos mil o tres mil dólares. ¡Nadie consigue todo eso en un día!”, reclamó.

Estas medidas fueron emitidas a raíz de la tragedia ocurrida el pasado 23 de enero entre Little Corn Island y Big Corn Island, donde la fuerte marea volcó una lancha llena de turistas, ahogándose 13 costarricenses.

LA PRENSA preguntó en las oficinas de la Fuerza Naval de Corn Island si la entidad contempla alguna solución a corto plazo para reanudar las actividades de comercio en la zona y calmar así a la población, pero el teniente de Fragata, Gabriel Olivas Morazán, dijo no estar autorizado para hablar con medios de comunicación.

Por su parte, Alba Rosa Salomon, concejal del municipio de Corn Island y secretaria del sindicato, considera que la situación es injusta para los habitantes de esa isla. “Aquí todos viven de la pesca, de la salida y venida de barcos. Estas medidas tan drásticas paralizan las islas y nos afectan a todos”, dijo.

Habitantes de Corn Island queman llantas sobre la única pista de aterrizaje del lugar, en protesta contra la Fuerza Naval. LA PRENSA/Cortesía
EXIGEN JUICIO JUSTO

Los pobladores de Big Corn Island también exigen que haya un juicio justo para Hilario Blandón, capitán de la lancha “Reina del Caribe”, que el pasado 23 de enero naufragó a tres millas de Little Corn Island.

En el siniestro murieron 13 turistas costarricenses y Blandón fue llevado a Managua para comparecer ante la justicia.

En Corn Island, Salomón Valdez lo describe como “una persona buena, que nunca le niega un favor a alguien y el último que querría provocar un accidente como el que sucedió”.

Video de LA PRENSA/Cortesía.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: