“Producir sin agroquímicos sería un desastre”

A simple vista todo parece indicar que los efectos del cambio climático benefician a la industria de los agroquímicos. La sequía y el exceso de lluvia propician condiciones en los cultivos que elevan sus requerimientos. Sin embargo, es todo lo contrario, ya que el sector depende mucho del crédito y se desarrolla en un mercado sobreofertado, en el que las empresas no aspiran a crecer, simplemente se conforman con mantenerse.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: