Naufragio en Corn Island fue por negligencia

“Admito los hechos y lamento profundamente los hechos ocurridos, donde murieron las personas”, dijo Blandón en el Juzgado Sexto Local Penal de Managua.

El panguero Hilario Róger Blandón admitió los hechos por homicidio imprudente en perjuicio de trece ticos que naufragaron en alta mar. El reo conversó con sus familiares al terminar la audiencia. Managua, viernes 05 de febrero de 2016. FOTOS/ ALEJANDRO FLORES

El capitán de la nave que naufragó en el Caribe Sur de Nicaragua, Hilario Blandón, admitió haber actuado de forma temeraria y negligente el sábado 23 de enero, cuando zarpó de Corn Island sin autorización naval y con conocimiento de condiciones climatológicas adversas para navegar, lo cual provocó el accidente donde murieron 13 turistas.

“Admito los hechos y lamento profundamente los hechos ocurridos, donde murieron las personas”, dijo Blandón en el Juzgado Sexto Local Penal de Managua.

El juez suplente William Larios, después de escuchar de viva voz al procesado, lo declaró culpable de homicidio imprudente en perjuicio de 13 personas de nacionalidad costarricense.

La lancha conocida como la “Reina del Caribe”, propiedad del procesado, se hundió a dos millas de Little Corn Island cuando se dirigía a Big Corn Island, donde un avión de la aerolínea local La Costeña esperaba a varios turistas que pensaban regresar a Managua para retornar luego a sus países de origen.

La embarcación llevaba 34 personas a bordo: 32 pasajeros y 2 tripulantes. En su mayoría eran costarricenses (26), dos estadounidenses, dos ingleses, una brasileña y una nicaragüense.

Según la acusación del Ministerio Público, el procesado zarpó sin permiso de la Naval y no le importó las circunstancias adversas del clima como fuertes ráfagas de vientos y gran oleaje, que según la fiscal Fabiola Mendoza, ya eran del conocimiento del procesado porque días antes ya le habían avisado.

“A pesar de su conocimiento y experiencia se adentró a altamar sabiendo las posibles consecuencias y violando la ley porque sabía que no tenía autorización de zarpe”, dijo la fiscal.

Aproximadamente a la 1:30 p.m., el fuerte oleaje golpeó la barca volcándola y provocando que las personas cayeran al agua y se ahogaran 13 víctimas, entre ellas un niño aún desaparecido.

Juicio en contra de Hilario Blandon, acusado de homicidio imprudente en contra de extranjeros de nacionalidad costarricenses, que murieron ahogados cuando naufragaron en altamar. Foto Jader Flores/LA PRENSA

FISCALÍA PIDE PENA MÁXIMA

Después de declarar culpable al acusado, el judicial pasó al debate de la pena, en el que la fiscal Fabiola Mendoza solicitó la pena máxima de cuatro años de prisión, argumentando que se trata de un delito en concurso ideal, es decir fue una sola acción la que provocó el daño.

Mientras, Boanerges Fornos, defensa del transportista acuático, pidió la pena mínima de dos años de prisión, porque considera que existen dos atenuantes o circunstancias que deben disminuir la pena: la declaración espontánea de admisión de hechos y la afectación psicológica que sufre también su representado por los hechos vividos. El juez Larios programó la lectura de sentencia para el 11 de febrero.

“NO ES RESPONSABLE”

Milton Arcia, presidente de la Cámara de Transporte Acuático, dijo que es lamentable la admisión del panguero, porque él se andaba ganando la vida y cumplía con sus requisitos.

“Entendemos que es por estrategia, pero realmente ahí no hay culpables, es cosa de fuerza mayor. Nos afecta porque es un mal precedente para nosotros los pequeños empresarios, pero seguiremos apoyándolo”, dijo Arcia.

Un costarricense que se identificó como Francisco Gutiérrez, supuesto representante de la Tour Operadora Pete Travels, la empresa que les organizó el viaje a los turistas ticos hasta Nicaragua, dijo que Hilario Blandón no era responsable de lo ocurrido, porque eso fue un accidente provocado por la naturaleza. “Fue un caso fortuito, no hubo negligencia de parte de don Hilario”, recalcó.

TRAGEDIA PROVOCADA POR OLAS

Shura Welcome, juez Local Único del municipio de Corn Island, sobreviviente del naufragio en Little Corn Island, en la Región Autónoma Caribe Sur (RACS), declaró que fueron tres las olas que volcaron la lancha rápida en la que viajaban 34 personas, causando las muertes por ahogamiento de 13 costarricenses. “Nosotros veníamos y una ola golpeó la panga por el lado derecho y desbalanceó a todos (los pasajeros) hacia el lado izquierdo, luego vino otra ola y llenó la panga de agua e inmediatamente apareció una tercera ola y volcó la panga y todos caímos al agua”, narró Welcome.

El mismo sábado, según la Fiscalía, se rescataron nueve cuerpos; el lunes 25 de enero rescataron tres cuerpos más de las víctimas, mientras el niño de 13 años aún está desaparecido, detalló la fiscal Fabiola Mendoza en la acusación.

El procesado Hilario Blandón fue sustraído de su juez competente por razones de territorialidad, pero la Fiscalía dijo que el juez de Managua era competente porque las investigaciones del caso se hicieron en la capital.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: