Julian Assange acusa a David Cameron de difamación

En la sesión semanal de preguntas al primer ministro en el Parlamento, Cameron indicó hoy que el exhacker "era requerido para afrontar un juicio" en Suecia, lo que ha desmentido el afectado.

El fundador de Wikileaks, el australiano Julian Assange, en una foto de 2011. LA PRENSA/AP/ARCHIVO

El fundador de WikiLeaks, Julian Assange, acusó este miércoles al primer ministro británico, David Cameron, de «difamarlo» por haber dicho que se le requiere en Suecia para «ser juzgado».

En la sesión semanal de preguntas al primer ministro en el Parlamento, Cameron indicó hoy que el exhacker «era requerido para afrontar un juicio» en Suecia, lo que ha desmentido el afectado.

El periodista australiano está refugiado en la embajada de Ecuador en Londres desde 2012, después de pasar dos años en arresto domiciliario, para evitar su extradición a Suecia, que le quiere interrogar por unos delitos sexuales que él niega y de los que no se le ha acusado formalmente.

El líder tory opinó que Assange debería abandonar la embajada ecuatoriana y «enfrentarse a la orden de detención que hay contra él».

En un comunicado emitido por el portal WikiLeaks, mediante el que se filtraron miles de cables confidenciales de Estados Unidos, Assange aclaró que la afirmación de Cameron es «falsa» y subrayó que «ni siquiera» ha sido «acusado formalmente de ningún delito».

El exhacker acusó al jefe del Ejecutivo británico de calumniarlo, amparándose en la «impunidad legal del Parlamento».

«Por supuesto que es absurdo que alguien pueda ser extraditado bajo tales circunstancias y es por eso que el Parlamento británico prohibió esa práctica en 2014», manifestó Assange.

El pasado 5 de enero, el Grupo de Trabajo sobre Detenciones Arbitrarias de la ONU pidió al Reino Unido y Suecia que pusieran fin a la «privación de libertad» del periodista australiano.

En un mensaje desde el balcón de la embajada ecuatoriana en Londres, Assange instó entonces a los gobiernos sueco y británico a respetar ese veredicto «vinculante».

Assange fue detenido en Londres el 7 de diciembre de 2010 a petición de Suecia, que le reclama por delitos sexuales de los que no ha sido acusado, aunque solo uno de los cuatro iniciales sigue vigente.

El fundador de WikiLeaks niega esos hechos, por los que no ha sido interrogado, y rechaza la entrega, pues cree que Suecia le extraditaría a Estados Unidos, donde afrontaría un juicio militar y una eventual condena a la pena de muerte por las revelaciones de su portal.

Tras perder la batalla legal en el Reino Unido, Assange se refugió el 19 de junio de 2012 en la embajada de Ecuador, país que le concedió asilo, pero Londres ha rechazado darle un salvoconducto diplomático para ir a Quito y la Policía británica le vigila para detenerle si pone un pie en la calle.

Lea también: Assange se entregará a las autoridades británicas si la ONU le falla

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: