Buscan opciones para la leche de Nicaragua

Elevar el consumo y diversificar el mercado resolverían la sobreoferta

Elevar el consumo per cápita y ampliar los destinos para el envío de la leche y sus derivados son los principales retos que enfrenta actualmente el sector lácteo nicaragüense. Y aunque la situación es similar en el resto de países de Centroamérica, localmente se agudiza porque la producción promedio ya se estima en unos 4.5 millones de litros de leche al día, aunque no se dispone de cifras oficiales que lo confirmen.

“Nicaragua en este momento es el principal productor de leche (de la región), con unos 4.5 millones de litros diarios, seguido de Costa Rica con una producción de entre 2.5 y tres millones de litros y Honduras con 1.80 a dos millones de litros diarios”, dijo Leopoldo Durán, presidente de la Federación Centroamericana del Sector Lácteo (Fecalac), organización que sesionó este miércoles en Managua.

Aunque se desconocen cifras oficiales, Fecalac estima que el volumen de leche que es acopiado y se procesa sigue siendo mínimo. A esto se suma que Nicaragua es el menor consumidor de la región, solo 81 litros per cápita anuales, según la FAO, menor a los cien litros anuales de los costarricenses.

“Hay una enorme preocupación, las transnacionales que se están ubicando en la región tienen que asumir compromisos de comprar la producción nacional y nos preocupa que nuestra leche sea desplazada por leche importada de otros países o por mezclas. En ese sentido tiene que haber políticas claras de los gobiernos para proteger la producción nacional”, advierte Durán.

Por su parte, Willmer Fernández, presidente de la Cámara Nicaragüense del Sector Lácteo (Canislac), aconseja utilizar parte del ahorro petrolero y energético para implementar el programa del vaso de leche escolar, e incluir derivados lácteos en el programa de merienda escolar. Esto, asegura, fomentaría el hábito de consumir lácteos.

Canislac también gestiona ante el Gobierno la facilitación del comercio de estos productos a través de la agilización de la tramitología y el reconocimiento de las certificaciones para agilizar el movimiento de estos productos en la región.

El gremio también considera oportuno el establecimiento de un protocolo que incluya a todos los eslabones de la cadena, para garantizar que los planes de operación de las empresas extranjeras que están llegando al país, realmente contribuyan a resolver el problema de sobreoferta que existe en el país.

Según Fernández, otro problema grave que enfrenta el sector es la ausencia de estadísticas oficiales sobre producción, ya que sin ellas es difícil definir estrategias que incluyan toda la producción.

DOS PINOS A COMPETIR

Por su parte, Francisco Arias, gerente de relaciones corporativas y ganaderas de la cooperativa costarricense Dos Pinos, dice que la reciente compra de la planta La Completa, en Juigalpa, Chontales, además de garantizar la presencia productiva de la empresa en el país pretende transferir la experiencia que han acumulado al sector local para su fortalecimiento.

Aunque evitó referirse al monto de la inversión inicial y a los planes de expansión, confirmó que Dos Pinos a través de La Completa planea abastecer al mercado local con su portafolio de productos (más de seiscientos) pero también los distribuirá desde acá en los diez países donde tienen abierto el mercado.

Reducen precio

Walter Lima, representante de los ganaderos de la zona lechera conformada por El Coral, Chontales; Nueva Guinea y El Almendro, Río San Juan, rechaza tajantemente el precio de la leche que están imponiendo en los centros de acopio.

Lima dijo que por lo general en estos meses el precio de la leche debe mantenerse porque los pastos se secan en verano, pero esta vez los centro de acopio se reúnen cada semana para fijar precio y estar siempre machucando al productor.

“No ha entrado el verano y ya un galón de leche no llega a 34 córdobas, hasta hace dos semanas el galón de leche logró alcanzar los 45 córdobas en sectores cercanos y 38 en lugares alejados, pero en vez de mantener el precio para incentivar al gremio, bajan los precios. Estamos organizando a unos cuatrocientos productores para buscarle una alternativa a este problema porque de lo contrario nos van a llevar al fracaso”, advirtió Lima.

Esa zona, llamada el “cuadrilátero lechero”, recepciona al menos unos trescientos mil litros de leche diarios.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: