Hasta siempre, Fernando Cardenal

La familia jesuita, la familia Cardenal, amigos e “hijos de enseñanzas” de Fernando Cardenal Martínez se reunieron en una emotiva despedida al sacerdote, al maestro y al amigo que dedicó su vida a la lucha por una enseñanza de calidad e inclusión para los más pobres.

Fernando Cardenal, jesuita, padre Fernando Cardenal

Homilía por el padre Fernando Cardenal.

La familia jesuita, la familia Cardenal, amigos e “hijos de enseñanzas” de Fernando Cardenal Martínez se reunieron en una emotiva despedida al sacerdote, al maestro y al amigo que dedicó su vida a la lucha por una enseñanza de calidad e inclusión para los más pobres.

Las honras fúnebres iniciaron la tarde del domingo con una misa de cuerpo presente en el Aula Magna de la Universidad Centroamericana, presidida por el cardenal Leopoldo Brenes. El lugar no logró albergar a la multitud que quería despedirse de Cardenal y afuera del recinto se tendieron toldos y sillas para que desde ahí se pudiera participar de la eucaristía.

Además de los rituales católicos de rigor, la ceremonia fue particularmente emotiva por haber sido musicalizada en su totalidad con temas de la misa campesina, las composiciones de Carlos Mejía Godoy que mezclan el folclor nicaragüense y la Teología de la Liberación, con la que comulgaba Fernando Cardenal.

Luis Enrique Mejía Godoy, Norma Helena Gadea, Luis Pastor González y Katia Cardenal le dieron voz a las canciones, pero fueron los asistentes quienes hicieron vibrar el lugar cantando al unísono las letras que hablan de un Dios de los pobres, de un Cristo trabajador y de la fe y el esfuerzo del campesinado.

En el ofertorio, en lugar de ofrendas tradicionales, desfiló un retrato del padre Fernando con una imagen de la Cruzada Nacional de Alfabetización firmada por brigadistas. Y detrás, niños y jóvenes con elementos de Fe y Alegría, la institución educativa que Cardenal dirigió hasta su muerte.

La homilía, a cargo del padre José Alberto Idiáquez, rector de la UCA, combinó la lectura de parte del testamento de Cardenal y anécdotas de su trabajo por la educación inclusiva y de calidad para los pobres.

El padre Fernando Cardenal fue sepultado al caer la tarde de este domingo en el Cementerio General en las bóvedas de la Compañía de Jesús. El himno de Fe y Alegría y el himno de la Cruzada Nacional de Alfabetización, considerado uno de sus mayores legados al país, fueron entonados por familiares, amigos y niños que escoltaron sus restos. Lágrimas, aplausos, flores y globos rojos.

“¡Hasta siempre, Fernando, gracias!”, se despidieron.

Ernesto Cardenal, hermano del padre Fernando Cardenal, recibe condolencias.

El padre fue sepultado en el Cementerio General.

Globos rojos, lágrimas y un hasta siempre.

UMfer14