Costa Rica atenta al resultado de audiencia judicial contra nica sospechoso de matanza

Michael Adrián Samerón Silva es el único acusado de asesinar a su supuesta amante costarricense Yeimy Jéssica Durán Guerra, de 35 años; al esposo de ella, el estadounidense Dirrk Bounchamp, de 57 años; y a los tres hijos de estos dos últimos.

Adrián Salmerón, señalado de asesinato. LA PRENSA/M. Vásquez

Costa Rica no ha dado por cerrado el proceso de extradición desde Nicaragua, al sospechoso de asesinar a cinco miembros de una familia en Matapalo de Nicoya, Guanacaste, zona norte del país; cuya presentación ante la Corte Suprema de Justicia nicaragüense fue esta mañana en la sala penal de Managua.

Según fiscal adjunta de la Oficina de Asesoría Técnica y Relaciones Internacionales (OATRI) del Ministerio Público, Laura Monge, su país espera la notificación oficial sobre la extradición o no del acusado Michael Adrián Salmerón Silva, de 23 años.

Aunque la justicia costarricense reconoce que Nicaragua no puede extraditar a sus nacionales, Monge explicó que hasta hoy el Ministerio Público no ha recibido notificación oficial al respecto.

Esta mañana Salmerón Silva fue presentado en la sala penal de la Corte, entre otras cosas, para presentar una solicitud de prórroga de su prisión preventiva y la gestión de extradición presentada por Costa Rica, según Monge.

Monge recordó que fue el 21 de febrero, dos días después de la captura del sospechoso en Nicaragua, cuando Costa Rica por medio de su embajador en Managua, Javier Sancho, presentó el expediente sobre los cinco crímenes en Matapalo que vinculan como el principal autor a Salmerón Silva.

En la documentación iba la solicitud de extradición también pidiendo a las autoridades de Managua, que de no resolver lo primero, él sea juzgado en Nicaragua; así como la petición de asistencia penal internacional costarricense y la aplicación de parte de la Policía Nacional al sospechoso, de exámenes de sangre, material piloso, vestimenta y otros para comparar y finalizar la investigación en Costa Rica.

La fiscal no amplió sobre si Nicaragua ya realizó, cotejó y envió a San José tales pruebas, tampoco de los detalles de cómo sería en la práctica la asistencia penal internacional costarricense a las autoridades de Nicaragua en todo el proceso del juicio, si viajarán o no a Managua fiscales e incluso testigos en las audiencias públicas orales.

“Primero hay que esperar la resolución sobre la extradición del sospechoso”, dijo la fiscal, quien añadió que existe una colaboración fluida entre las autoridades de ambos países.

Samerón Silva es el único acusado de asesinar a su amante costarricense Yeimy Jéssica Durán Guerra, de 35 años; al esposo de ella, el estadounidense Dirrk Bounchamp, de 57 años; y a los tres hijos de estos dos últimos: Allison de 12 años; Jack, de 8 años y Shantal de 6 años. Una niña de 4 años y otra de siete meses de nacida sobrevivieron a la masacre.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: