Incautan bombas para pesca en Chinandega

La Policía Nacional capturó a tres sospechosos de poseer bombas de mecha lenta, utilizadas ilegalmente para lanzarlas a los bancos de pesca del Litoral del Pacífico (DNP).

El uso de bombas artesanales está prohibido para la pesca en todo el país. LA PRENSA/ARCHIVO

La Policía Nacional capturó a tres sospechosos de poseer bombas de mecha lenta, utilizadas ilegalmente para lanzarlas a los bancos de pesca del Litoral del Pacífico (DNP).

Además fueron incautadas 1,304 bombas de mecha lenta y 1,416 cartuchos listos para el proceso de fabricación, junto con 170 libras de azufre y dos y media libras de pólvora blanca.

Los detenidos, según la fuente policial, son Benito Santiago Álvarez Martínez, de 24 años; Benito Tomás González Laguna, de 37 años y Joel Agustín Orozco, de 29 años.

Ellos fueron detenidos con mochilas que cargaban cerca de una empresa camaronera en la carretera hacia Potosí-El Viejo.

El taller clandestino de bombas fue ubicado en la propiedad del padre de Orozco, donde la Policía profundiza sus investigaciones.

LUCHA EN ALTAMAR

El capitán de navío Roberto Gerardo Fornos, jefe del Distrito Naval del Pacífico (DNP), declaró que existe una lucha intensa para que los pescadores artesanales dejen de lanzar los explosivos al mar.

“Ellos saben que están destruyendo los bancos de pesca, tienen que adentrarse en altamar para conseguir regular pesca, antes eran peces grandes, hoy deben viajar más y los peces son cada día más pequeños”, dijo el jefe militar de la zona.

Los fabricantes de bombas de mecha lenta ocupan talleres ilegales en las zonas rurales de la zona.

Recientemente estalló una fábrica en la zona norte de Posoltega, que destruyó viviendas y dejó nerviosismo en la localidad.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: