Managua se podría quedar sin reserva de aguas subterráneas

Para la preservación del manto acuífero que abastece a los más de 700 barrios de Managua, es necesaria la ejecución de medidas como un ordenamiento territorial en la cuenca sur de Managua y la creación de aguas como pozos de infiltración.

En el barrio 14 de Junio en Managua, Enacal trabaja en la perforación de un pozo para abastecer a este barrio y a los cercanos. En el lugar de la obra, no hay un rótulo que señale el monto de inversión o tiempo de ejecución del proyecto. LA PRENSA/ J. TORRES

9La perforación de pozos para el abastecimiento de agua potable debe ir acompañado de medidas que permitan un aprovechamiento sostenible del recurso. Según Víctor Campos, director de Centro Humboldt, en el caso de Managua, si esto no se cumple , “estamos poniendo en riesgo el abastecimiento a mediano plazo”.

En días recientes, medios oficialistas han informado que la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados Sanitarios (Enacal) trabaja en la perforación de 17 pozos en varias zonas de Managua.

Campos explicó que si bien el manto acuífero (reserva de agua subterránea) de Managua es uno de los más productivos de Centroamérica, “no se lleva un registro de qué tanto está siendo afectado por el agua que se está extrayendo”.

A nivel nacional, según establece el Plan de Buen Gobierno 2016, se construirán e iniciarán operaciones 35 nuevos pozos “para aumentar las horas de abastecimiento de agua potable de 48,713 familias en sectores críticos de 19 ciudades del país”.

Para poder realizar un aprovechamiento sostenible del agua subterránea, Campos consideró necesario que se determine la capacidad de bombeo del reservorio de agua y en base a eso se atienda la demanda.

“Si eso se sigue explotando sin tener en cuenta la capacidad que tiene para producir agua, en un término más corto vamos a agotar esa fuente de agua”, afirmó Campos.

Actualmente, gran parte de los más de 700 barrios, asentamientos y comarcas de Managua, se abastecen de agua potable de pozos, ya que Asososca solo provee el 20 por ciento de la demanda capitalina.

En Managua, según una base de datos del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el servicio de agua potable tiene un promedio de continuidad de 12 horas.

MEDIDAS DE REMEDIACIÓN

Actualmente, la cuenca sur de Managua, zona de recarga hídrica que abastece a través del proceso de infiltración a las reservas subterráneas, se encuentra con problemas de deforestación y cambio de uso de suelos.

Según Campos, estos factores disminuyen la capacidad de recarga del acuífero y como consecuencia, en la capital se usa más agua de la que se infiltra.

Para remediar esta situación, Campos enumeró una serie de medidas necesarias. “Lo primero es asegurar que haya un ordenamiento territorial de la cuenca, que aumente la cobertura vegetal y boscosa en la parte sur y la ejecución de obras como pozos de infiltración y zonas de retención”, detalló Campos.

De no ejecutarse estas recomendaciones y ante el progresivo consumo del recurso existente, Managua no tiene muchas alternativas de abastecimiento de agua. Campos resaltó que, en Maangua “no hay fuentes superficiales de agua, entonces una opción sería traer agua del lago Cocibolca o incrementar la capacidad de almacenamiento del acuífero actual”.

MOKORÓN ES CLAVE

El cerro Mokorón, ubicado al suroeste de Managua es una de las principales zonas de recarga hídrica del manto acuífero de la capital. Por esta virtud, desde Centro Humboldt y otras organizaciones ambientalistas, han promovido su declaratoria como reserva natural, sin embargo, esta no ha prosperado en la Asamblea Nacional.

Mokorón posee en sus 48 manzanas de zona núcleo, bosque tropical seco, que es el más propicio para permitir la infiltración de agua durante la estación húmedad. En la zona de amortiguamiento del cerro, actualmente está plagada de barrios, zonas de cultivo e incluso una mina que extraía material selecto.

«Si eso se sigue explotando sin tener en cuenta la capacidad que tiene para producir agua, lo que va a haber es que en un término más corto vamos a agotar esa fuente de agua”. Víctor Campos, director de Centro Humboldt.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: