Un dólar puede multiplicar el PIB

Por cada dólar que se invierta para ayudar a las empresas a fomentar y mejorar sus actividades comerciales y de exportación, el Producto Interno Bruto (PIB) aumentaría 384 dólares adicionales y se generarían ingresos por ventas al exterior por 87 dólares adicionales.

Exportaciones

Por cada dólar que se invierta para ayudar a las empresas a fomentar y mejorar sus actividades comerciales y de exportación, el Producto Interno Bruto (PIB) aumentaría 384 dólares adicionales y se generarían ingresos por ventas al exterior por 87 dólares adicionales.

Además habría un impacto positivo en la productividad y competitividad de las empresas de los sectores que no exportan, revela el estudio Inversión en la Promoción Genera Ingresos, publicado por el Centro de Comercio Internacional (ITC), de la Organización Mundial del Comercio (OMC). El análisis se basó en una investigación en 94 países, incluyendo Nicaragua.

“Cuando se promueven con éxito las exportaciones, se observan efectos secundarios positivos en la economía nacional al aumentar la productividad y la competitividad de los sectores que no exportan”, revela el estudio disponible en el portal electrónico de la ITC.

Invertir un dólar para promocionar las exportaciones —concluye el estudio—, implica elevar uno por ciento las asignaciones presupuestarias públicas que se destinan para las oficinas de promoción del comercio exterior del país.

Arancha González, directora ejecutiva de la ITC, explica que cuando a través de una organización de promoción del comercio de un país se presta “ayuda a empresas más grandes contribuye a estimular el comercio. Pero ayudar a las pequeñas y medianas empresas puede tener un impacto socioeconómico mayor”.

¿Cómo está Nicaragua en la promoción de las exportaciones? En Nicaragua la responsabilidad recae en dos entidades: el Ministerio de Fomento, Industria y Comercio (Mific) y la Agencia de Promoción de Inversión y Exportaciones de Nicaragua, ProNicaragua. A esta última se le asignó en su Ley creadora (Ley 915), aprobada el 16 de octubre de 2015. El artículo 12 de la Ley establece que se debe crear dentro de ProNicaragua la Secretaría de Facilitación del Comercio Exterior, “la que se encargará de uniformar y operativizar los esfuerzos para la facilitación del comercio exterior liderados por el Delegado Presidencial”.

Azucena Castillo, exministra de Fomento, Industria y Comercio, admite que todavía hay un gran trabajo por hacer en la promoción de las exportaciones de Nicaragua, principalmente en la creación de una marca país, así como se hizo en turismo o el mismo ProNicaragua con el trabajo que ha hecho para convertir al país en una nación captadora de inversión extranjera.

Castillo señala que muestra de la falta de promoción de las exportaciones locales en el exterior, es que el país se quedó corto en las proyecciones fijadas cuando se firmó el DR-Cafta con Estados Unidos, de que los ingresos por exportaciones sumarían en diez años de vigencia de este más de diez mil millones de dólares. “Tenemos diez años y no llegamos a los cinco mil millones de dólares, creo que ahí tenemos una deuda pendiente. Examinémonos qué estamos haciendo con las cuotas con el Cafta”, afirma Castillo.

Se potencia más la inversión

Castillo señala que aunque en los últimos años se han hecho esfuerzos para mejorar la promoción de las exportaciones, Nicaragua continúa apostando más por vender al país como destino de inversión y en menor medida como exportador.

Para Castillo la promoción del comercio o marketing “no lo puede hacer un sector que está en manos de los productores como es el frijol, por ejemplo”. “No es fácil posicionar un café como lo hizo Colombia, con café Juan Valdez, eso costó millones, pero contó con el apoyo de un gobierno y no fue en Colombia, se contó con los principales especialistas de una agencia de publicidad de Nueva York”, resalta.

En tanto, por el lado de Nicaragua, la exfuncionaria afirma que se invierte lo “mínimo” para promocionar las exportaciones, un esfuerzo que debe ser articulado entre la empresa privada y sector público.

En el programa económico y financiero 2014-2018, disponible en el portal electrónico del Banco Central de Nicaragua (BCN), entre las estrategias que plantea el Gobierno ejecutar para hacer la economía menciona que dará prioridad a la diversificación de los mercados y productos de exportación.

Mario Arana, gerente general de la Asociación de Productores y Exportadores de Nicaragua (APEN), admite que la promoción de inversión ha relegado “hasta cierto punto” la promoción de las exportaciones y que se debe hacer esfuerzos para que a través de las embajadas de Nicaragua estas tengan un papel más activo en el posicionamiento de los productos exportables del país.

Arana recuerda que durante el Gobierno de Enrique Bolaños se capacitó al personal de las embajadas para que promocionen al país, y por eso ahora tienen a encargados de negocios.

Reducida Asignación

¿Cuánto asigna el Gobierno para las dos principales instituciones responsables de fomentar y promocionar las exportaciones del país? Por el lado de ProNicaragua, según el Presupuesto General de la República 2016, este año se le dio 29.37 millones de córdobas, inferior a los 35.67 millones de córdobas de 2015 y aún más bajo que los 38.50 millones de córdobas en 2014. En el caso del Mific, se le asignaron 190.32 millones de córdobas, de los cuales 31.41 millones de dólares son para proyectos de comercio exterior.

Para este año el Presupuesto General de la República contempla en gasto total 71,946 millones de córdobas y 63,312 millones de córdobas en ingresos totales.

El estudio de la ITC también revela que “invertir en la creación de marca de un país y centrarse en las pequeñas y medianas empresas pueden acelerar el crecimiento del PIB per cápita”.

También menciona que el mundo en que gestiona una organización de promoción de comercio en un país es determinante para hacer crecer los ingresos por exportaciones. “Algunas prácticas dan lugar a un aumento más rápido y pronunciado de las exportaciones, por ejemplo, contar con representantes del sector privado en la junta directiva de las Organizaciones de Promoción de Comercio, cobrar tasas por los servicios prestados, trabajar con un número reducido de sectores y países, y centrarse en exportadores consolidados”, es lo que tiene un alto impacto en la captación de impuestos, dice el estudio.

Castillo reconoce que invertir en promoción en el exterior para las pequeñas y medianas empresas exportadoras puedan asistir a eventos internacionales es caro, por lo que se requiere el apoyo de autoridades.

“Ese apoyo no debe verse como gasto, debe verse como inversión, necesitamos el apoyo del Gobierno, necesitamos el apoyo de esa ProNicaragua pujante que tiene ya la capacidad de incidir y posicionar al país, necesitamos el apoyo de la cooperación internacional que asista a los proyectos de promoción de las exportaciones”, afirma.

Esfuerzo privado es clave

Mario Arana, gerente general de la Asociación de Productores y Exportadores de Nicaragua (APEN), afirma que este esfuerzo de promocionar las exportaciones no solo corresponde al sector público sino también privado y esa promoción comienza por el apoyo que algunas empresas exportadoras dan a los productores para mejorar la calidad.

“El país desde el punto de vista público tal vez no tiene tanto (gasto en promoción de las exportaciones), pero desde el sector privado hay muchas organizaciones alrededor de los 12 rubros de exportación más importantes”, dijo.

Igualmente desde APEN se ofrece asesoría y apoyo para que las pequeñas y medianas empresas logren entrar a los mercados internacionales bien asesoradas. Además se hacen análisis de inteligencia de mercado.

Hay que atraer

Mario Arana, gerente general de la Asociación de Productores y Exportadores de Nicaragua (APEN), sostiene que este es el momento de vender a Nicaragua como un destino desde donde se puede exportar y recordó que China —tras haber crecido a punta de exportaciones, lo que implicó la llegada de grandes empresas—, ahora que ha perdido competitividad esas inversiones están huyendo de ese país. “Muchas de las empresas que estaban ahí se están yendo a otro lado y andan buscando otros países dónde ser competitivos, se están yendo a países asiáticos, Vietnam, el reto es ver si los podemos traer acá, a Nicaragua , pero eso requiere de una estrategia en buscar cómo se ubican en los encadenamientos internacionales”, enfatiza.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: