Carguero con provisiones para astronautas se acopla con éxito a la Estación Espacial

En la estación espacial se realizan cientos de experimentos biológicos, de biotecnología y geofísica, que miden efectos como la microgravedad.

astronautas, Roscosmos, carguero ruso

El carguero ruso se acopló a la Estación Espacial este 2 de abril y el próximo saldrá en julio. Foto de la Agencia Rusa del Espacio, Roscosmos.

La cápsula no tripulada Progress logró acoplarse con éxito a la Estación Espacial Internacional (ISS por sus siglas en inglés), para llevar combustible y alimentos para los astronautas, anunció el centro de control ruso encargado de los vuelos espaciales.

El acoplamiento de Progress MS-02 «tuvo lugar a la hora prevista», declaró el centro de control a la agencia rusa TASS.

Este es el segundo enganche logrado por la familia de naves no tripuladas Progress, después de que en abril de 2015 una cápsula se precipitara sin control y se consumiera en la atmósfera.

La nave despegó el jueves del cosmódromo de Baikonur, en las estepas de Kazajistán, con 2.5 toneladas de alimentos, equipamiento y carburante para los tripulantes de estación espacial internacional.

La próxima misión de aprovisionamiento está prevista para el 4 de julio, dijo el centro.

Dos cosmonautas rusos, Alexey Ovchinin y Oleg Skripochka, acompañados por el veterano astronauta estadounidense Jeff Williams, se unieron el 19 de marzo al equipo de la ISS, compuesto por el estadounidense Tim Kopra, el británico Timothy Peak y el ruso Yuri Malenchenko.

En la estación espacial se realizan cientos de experimentos biológicos, de biotecnología y geofísica, que miden efectos como la microgravedad.