Centroamérica maya

Maravíllese con las ciudades perdidas del norte de Centroamérica. La poderosa civilización maya declinó en un santiamén, pero su magia está intacta.

Ruinas de Tikal, en Guatemala. LA PRENSA/Thinkstock

Ruinas de Tikal, en Guatemala. LA PRENSA/Thinkstock

Se suele decir que fue en el siglo IX cuando los mayas “desaparecieron”. La civilización más grande y poderosa de Mesoamérica se dividió en ciudades-estado que se declararon la guerra la una a la otra y entre fraticidios y éxodos masivos, mucho del universo maya se extinguió en un santiamén. Pero afirmar que ya no existe es un error. Según la revista National Geographic, el 40 por ciento de la población actual de Guatemala es de origen maya, es decir, aproximadamente 5.6 millones de personas. Y México no se queda atrás, con vastas regiones con raíces mayas en su Península de Yucatán.

Quinientos años después de la conquista española, la tradición maya resiste en la cultura, el estilo de vida agraria y las festividades de miles de habitantes. También resisten calzadas, palacios, templos piramidales, plazas para el juego de pelota y estructuras alineadas para la observación astronómica. Y es que los mayas precolombinos lo tenían todo: un desarrollado sistema de escritura glífica, ricos conocimientos arquitectónicos, obras artísticas y vastos conocimientos en Matemáticas y Astronomía. Pero si usted no quiere que se lo cuenten y desea maravillarse con sus propios ojos, no tiene que ir muy lejos. Honduras, Belice y Guatemala son mecas turísticas cuando se trata del mundo maya. Bienvenido.

COPÁN, ORGULLO DE HONDURAS
Ruinas de Copán, en Honduras. LA PRENSA/Thinkstock
Ruinas de Copán, en Honduras. LA PRENSA/Thinkstock

Bautizadas como “El París del mundo maya”, las 120 hectáreas de zona arqueológica de Copán destacan por sus centenas de monumentos plagados de jeroglifos, formas de humanos y animales; además de grandes templos con escalinatas largas que pudieron ser tribunas durante ocasiones festivas.

Las ruinas están escondidas en las entrañas de la selva del noroeste hondureño, a más de 220 km de Tegucigalpa y a 144 km de San Pedro Sula, pero llegar no es difícil. Desde San Pedro el viaje en automóvil toma dos horas y media por un camino asfaltado y es hasta más fácil llegar desde la ciudad de Chiquimula, según el sitio web Ciudades Mayas.

EL CARACOL DE BELICE
Ruinas El Caracol, en Belice. LA PRENSA/Thinkstock
Ruinas El Caracol, en Belice. LA PRENSA/Thinkstock

Belice es tal vez el país menos conocido de Centroamérica. No comparte siquiera el idioma de sus vecinos, ya que el oficial es el inglés —aunque muchos habitantes hablan español—, pero sus densas selvas tropicales han sido protagonistas de homéricas excursiones para escritores de la revista National Geographic.

Caracol es el nombre del asentamiento maya más importante y visitado del país. Cincuenta kilómetros lo separan de la capital Belmopán y 40 del otro famoso asentamiento de ruinas mayas, Xunantunich. Su estructura piramidal más alta alcanza los 46 metros de altura y su reciente hallazgo —fue descubierta en 1938— lo han potenciado como un importante foco de estudios para universidades de todo el mundo.

LA GRAN CUENCA GUATEMALTECA DEL PETÉN
Ruinas de Tikal, en Guatemala. LA PRENSA/Thinkstock
Ruinas de Tikal, en Guatemala. LA PRENSA/Thinkstock

No existe en el planeta un vestigio de ciudad maya más grande que Tikal, al norte del gigantesco departamento El Petén, en Guatemala. Geográficamente las ruinas están lejos de los más grandes focos poblacionales del país, pero la perspectiva de conocer las pirámides mayas más altas del mundo después de La Danta, también de Guatemala, ha seducido a decenas de miles de turistas. Además, los historiadores concuerdan que si Chichen Itzá, en México, fue la ciudad maya más importante hacia el norte, Tikal fue la de mayor prominencia en los territorios mayas del sur.

A la zona protegida de Tikal puede llegar por tierra o por aire. Hay hoteles que circundan el sitio para los que desean pernoctar en la selva de El Petén y también hay restaurantes y comedores con recomendada comida tradicional.

TOURS PARA JAMÁS OLVIDAR

Usted puede ir a Honduras, Belice y Guatemala de forma independiente y una vez en el país una multitud de operadoras de viajes ofrecen tours a los asentamientos mayas, pero también puede visitar los tres destinos en un solo paquete.

Tropical Discovery ofrece un tour de 14 noches y 15 días por los tres países por precios que oscilan entre los 2,000 y 2,600 dólares por persona; mientras que la operadora Andante Travels oferta un viaje recomendado por nada menos que por National Geographic. También dura 15 días y recorre los tres países con permanencias en varios hoteles de cuatro estrellas, pero ronda los 6,000 dólares por viajero.

Detalle de arte maya en las ruinas de Copán, Honduras. LA PRENSA/Thinkstock
Detalle de arte maya en las ruinas de Copán, Honduras. LA PRENSA/Thinkstock

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: