Keiko Fujimori suspende sus actividades por marchas en su contra

La candidata presidencial Keiko Fujimori anunció que ha decidido suspender sus actividades proselitistas del martes ante la convocatoria a una manifestación nacional

La candidata presidencial peruana , Keiko Fujimori , en una fotografia tomada el , improvisa un pequeño mitin luego de inscribir su plancha presidencial ante el jurado electoral en la ciudad de Lima ( Perú) . LA PRENSA/EFE

La candidata presidencial Keiko Fujimori anunció este lunes 04 de abril que ha decidido suspender sus actividades proselitistas del martes ante la convocatoria a una manifestación nacional en rechazo a su postulación y al autogolpe de Estado que dio hace 24 años su padre, el expresidente encarcelado Alberto Fujimori.

«Hemos pedido a la militancia suspender sus actividades, cerrar los locales, no caer en la trampa, actuar con mucha prudencia y con mucha tolerancia; yo he suspendido también mis actividades públicas», declaró Fujimori a los periodistas tras presidir un mitin en la ciudad sureña de Arequipa.

La candidata, que ocupaba el primer lugar en los sondeos que por ley solo pudieron difundirse en Perú hasta el domingo último, consideró que los opositores a su candidatura «tienen todo el derecho de expresar su opinión».

«Pero esperamos que lo hagan sin violencia, queremos que esta elección se realice los últimos días con respeto con tolerancia y que el 10 de abril los peruanos podamos ir a las urnas a escoger al candidato que más nos parece», agregó.

Fujimori pidió, en ese sentido, al ministro del Interior, José Luis Pérez Guadalupe, que se tomen «todas las medidas preventivas» para evitar incidentes.

Organizaciones sociales y civiles de Perú han convocado marchas a nivel nacional para este martes contra Fujimori, a cinco días de las elecciones y en el día en que se cumplen veinticuatro años del «autogolpe» de Estado que en 1992 dio su padre.

El 5 de abril de 1992, Alberto Fujimori, que cumple una condena de 25 años de prisión por delitos de lesa humanidad y corrupción, disolvió el Parlamento e intervino el Poder Judicial con el apoyo de las fuerzas armadas, además de anular la Constitución de 1979, que fue reemplazada por la de 1993, vigente hasta ahora.

Las movilizaciones están convocadas en una veintena de ciudades de Perú por la plataforma «Keiko no va», integrada por la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos (CNDDHH) y los colectivos sociales «No a Keiko» y «Colectivo Dignidad».

El secretario ejecutivo de la CNDDHH, Jorge Bracamonte, aseguró hoy en una conferencia de prensa que la marcha más multitudinaria será la de Lima, donde se espera la movilización pacífica de unas 20 mil personas «en defensa de la institucionalidad democrática, la dignidad y la memoria histórica».

El activista manifestó su desconfianza ante el compromiso manifestado el domingo, durante el debate entre candidatos, por Fujimori de no repetir «nunca más un 5 de abril», porque recordó que su padre también se comprometió durante la campaña electoral de 1990 a no aplicar un shock a la economía e incumplió esa promesa cuando llegó al poder.

El jefe de la región policial Lima, César Gentille, anunció el despliegue de 2,500 agentes de policía para velar por el correcto desarrollo de la movilización.

A pesar de que la manifestación ha sido autorizada por el Gobierno, la Municipalidad de Lima responsabilizó hoy al Ministerio del Interior de cualquier incidente o daño que se presente en el ornato público, ya que en principio se había opuesto a ceder el uso de la céntrica plaza San Martín.

Durante la actual campaña hubo otras dos movilizaciones multitudinarias en Lima, el 11 y 15 de marzo, para reclamar la exclusión de Fujimori del proceso electoral, al considerar que infringió la ley cuando participó en la entrega de dinero a ciudadanos durante una actividad artística, pero los pedidos en ese sentido fueron rechazados por el Jurado Nacional de Elecciones.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: