Un libro de anécdotas, historia y recuerdos de Norberto Herrera

Más que leer esta primera sección del libro, Conversaciones en la Conquista, como una historia que ha sucedido en el pasado, tal vez habría que leerla como un presente, un presente que siempre está sucediendo.

Norberto Herrera. LA PRENSA/URIEL MOLINA.

Más que leer esta primera sección del libro, Conversaciones en la Conquista, como una historia que ha sucedido en el pasado, tal vez habría que leerla como un presente, un presente que siempre está sucediendo.

La historia como diálogo, o el diálogo con la historia, que nos revela los grandes males políticos que han marcado la historia de los nicaragüenses.

Cambiando los nombres de los lectores se puede sustituir según su preferencia los nombres que aparecen en estas conversaciones en la conquista, e incluso puede cambiar el nombre del lugar.

Lo que aquí se habla, son temas que no desaparecen de la historia de Nicaragua, y quizás están más latentes que nunca. Los que olvidan la historia tienden a repetirla, según el decir de Jorge Luis Borges.

Resulta irónico que los diálogos o conversaciones como los titula Norberto, se desarrollen en un lugar idílico, mientras se recuerdan guerras, traiciones, golpes de Estado, tratados para vender la patria, usurpaciones de poder, cuartelazos, elecciones amañadas, ¿solo en el pasado? De todo eso y más se discute y se recuerda en medio de un escenario apacible.

CAUDILLISMO

Norberto nos recuerda la historia, nos la pone de frente con todos sus alti-bajos, sus períodos de paz, y sus cuartelazos, y caudillismo.

Un diálogo, unas conversaciones que son de la historia reciente, y que al leerse como un pasado, tienen más vigencia que nunca.

Norberto hace uso de su memoria, de lo que ha leído, oído, de lo que le han contado. Nos  hace citas abundantes de libros, de artículos de periódicos. No solo su memoria, sino también la memoria colectiva, oral y escrita.

Historia que se entremezcla con la vida de los protagonistas, con sus opiniones, con su visión de un país que no parece librarse todavía de esos cuartelazos y caudillismo de los que hablan y comentan los protagonistas.

Modernidad y atraso. El humorismo con que Norberto pinta estas páginas de las Conversaciones en la conquista, no nos oculta, sino que nos revela el lado oscuro de nuestra historia.

EN LA UNIVERSIDAD

En el libro se destaca la Upoli innovándose para poder seguir, “Sirviendo a la comunidad”, como una parte importante de la educación de Nicaragua o del nicaragüense.

Norberto Herrera, rector-fundador de esta casa de estudios universitarios, nos escribe una breve historia de la Upoli, cómo nació, los fines con que fue fundada, la educación de ese momento y como la Upoli dio una nueva visión de la educación, para entregarnos a un profesional diferente al que se había formado en Nicaragua.

Los avatares, derrotas, triunfos de la Upoli, una misión de adentrarse en la comunidad, con la comunidad. La enseñanza transformadora, la enseñanza que transforma y al transformar, revoluciona.

La tercera parte del libro de estas memorias se titula Miscelánea vivencial, son aspectos varios de la experiencia de Norberto en la vida, y con la vida, con su vida y con la vida de los otros, Celia Cruz: tu voz, La Bienal de Venecia y la piedra de Andrés Castro, El mercado Oriental.

También realiza una de mi persona y publica el poema, Canto para poner a Dios de moda, un poema que escribí hace más de cincuenta años y que Norberto reproduce íntegro.

También lo completan artículos sobre el ser nicaragüense y su habla, las voces que forman parte de la nacionalidad, como el articulo sobre El piropo, y el modo de hablar del nicaragüense, palabras que se pierden.

“Palabras y  frases  del barrio de los Ángeles que ya no oigo”. Así el artículo que es una joya, un tratado de la agricultura nicaragüense, Mi patio, donde se refugia el autor, en medio de sus árboles frutales, donde vive, sueña.

La   cuarta sección reproduce algunos de los editoriales que Norberto escribió en El Acontecer, la revista-periódico de la Upoli. Editoriales que abordan  los problemas del momento, la inmigración, la de ayer y la de hoy.

Pueblos desplazados por la guerra, la miseria. La ciudad con sus maras, gangas o pandillas, un mundo en cambio constante.

NorbertoHerrera2
Norberto Herrera. LA PRENSA/URIEL MOLINA.

EN LAS FOTOS

La última sección Vivencias visuales, una galería de fotos, espejos que reflejan un tiempo que se convierte en pasado. Fotos con amigos, parientes, momentos que nos ayudan a vernos, a examinarnos, no solo en el aspecto exterior como las primeras fotos que son un testimonio de la época, un modo de vestirse, que es también un modo de ser.

Fotos que revelan la vida interior de ese hombre o mujer, niño, anciano, que es captado por un rayo de luz, para quedar en el tiempo.

Vale la Pena Vivir II es un recorrido por el tiempo, la historia, la vida, la vida de Norberto, y la vida de ese mundo, en que vive. En que vivimos todos.

 

 

 

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: