Muere párroco de Jinotega

La comunidad católica de Jinotega está de luto por la muerte del presbítero Douglas Araica Zeledón, de 69 años, uno de los fundadores de la Diócesis de Jinotega y primer párroco de la iglesia Nuestra Señora de los Ángeles.

El padre Douglas Araica será sepultado a los pies de la imagen de la Virgen de Nuestra Señora de los Ángeles. LA PRENSA/S.RUIZ

La comunidad católica de Jinotega está de luto por la muerte del presbítero Douglas Araica Zeledón, de 69 años, uno de los fundadores de la Diócesis de Jinotega y primer párroco de la iglesia Nuestra Señora de los Ángeles.

El padre Douglas falleció luego de estar varias semanas ingresado en el Hospital Victoria Motta de Jinotega, donde fue visitado por sacerdotes, feligreses y amigos hasta la mañana del 8 de abril.

Conocido por ser amigo íntimo del padre Odorico D’Andrea, el padre Douglas fue de los primeros que propagó su devoción en el departamento, cuando asumió su parroquia, instituyó un Seminario Menor y apoyó a los grupos juveniles.

En este Seminario fomentó la formación sacerdotal de muchos jóvenes que hoy sirven a la Diócesis, asimismo propagó la fe por el Divino Niño y por San Expedito hasta el final de sus días.

“Fue un sacerdote progresista, ayudó a mucha gente en el campo, su manera de captar el apoyo era siendo cordial y empático”, comentó María Esperanza Pérez, una de las feligresas que profundamente sentida expresó que Jinotega había perdido un sacerdote de los más queridos por el pueblo sin importar la religión.

“Nuestra Diócesis se encuentra de luto por la dolorosa pérdida del padre Douglas, él nos dejó el legado de amar y servir con abnegación tal y como lo hizo, estamos muy sentidos por su partida”, comentó el padre Uriel Vallejos.

El padre Douglas luchó ante todas las adversidades para poder ayudar a los más pobres y predicar su religión en Jinotega

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: